Otro de los proyectos reconocidos en la última tercera Edición del Concurso Re Think Hotel dentro de la categoría de los TOp10 mejores proyectos de sostenibilidad y rehabilitación hotelera en España por ejecutar es el hotel VP Plaza España de la cadena VP Hoteles, un proyecto que fue ganado por concurso por el estudio de arquitectura b720 de Fermín Vázquez. El hotel estará ubicado en la misma Plaza España nº 5 de Madrid. Asimismo, en el marco de la misma convocatoria obtuvieron una mención específica por el “Mejor Diseño de Interiores ” otorgado por  Fernando Gabirondo,  Director Interface España y Portugal patrocinadores del concurso.

b720 propone un edificio que, en un guiño a las referencias históricas y tectónicas de lenguaje urbano tradicional existente del centro histórico, busca la innovación y transformación en un uso e imagen contemporáneos y emblemáticos. El proyecto consiste de tres partes: una base diferenciada, un fuste de modulaciones diferentes y un coronamiento retranqueado que aloja también una gran terraza con piscina. Con 250 habitaciones, diversas actividades en sus primeras plantas como restaurante, spa y salón de actos, además de una terraza con piscina y bar en su planta más alta, el Hotel VP Plaza España supondrá una oferta hotelera diferencial y una referencia urbana respetuosa e innovadora.

Las últimas simulaciones energéticas realizadas, de acuerdo al CTE, permiten estimar que el futuro hotel tendrá un consumo anual de energía primaria de 236,3 kWh/m2 (un 43% menos que el edificio de referencia), un consumo anual de energía final de 137,4 kWh/m2 (un 28% menos) y unas emisiones totales de 55,3 kg CO2/m2 (un 47% menos), por lo que obtendrá una calificación energética B.

VP plaza españa 2

Al mismo tiempo, de acuerdo a la ASHRAE 90.1 (normativa energética americana en la que se basa LEED), el edificio tendrá un 22% menos de coste energético respecto a su referencia y producirá, mediante energía renovable, al menos el 1% de dicho coste. Esta eficiencia energética se reforzará con un exhaustivo procedimiento de puesta en marcha (que exige la formación del personal y la revisión del funcionamiento de la instalación 1 año después de su puesta en funcionamiento, entre otras cosas) y un plan de medida y verificación, según el reconocido protocolo internacional IPMVP.

Las buenas prácticas ambientales del hotel VP empiezan con la adecuada selección de su emplazamiento: al situarse en zona urbana densamente ocupada, con acceso peatonal a multitud de servicios básicos y bien comunicado mediante transporte público, se reduce la necesidad del uso del vehículo privado para acceder hasta él. Además, la cantidad mínima de plazas de aparcamiento, exigidas por normativa, se sitúan bajo rasante (para reducir el nocivo efecto isla de calor) y se reserva un significativo número de las mismas para vehículos eléctricos (instalando puntos de carga) y vehículos compartidos.

El hotel también contribuye a la naturación urbana de la zona, al disponer en sus terrazas una superficie ajardinada equivalente al 5% de la superficie total de la parcela. La selección de especies vegetales autóctonas para estas zonas responde al objetivo final de que no necesiten riego transcurridos 18 meses desde su plantación. Esta reducción del consumo de agua para el riego, se complementa con una reducción de, al menos, un 20% del consumo de agua potable en el interior del edificio, por la adecuada selección de aparatos sanitarios y griferías (en algunas referencias, con un consumo un 30% menor que el habitual). También se ha prestado una especial atención a la reducción del consumo de energía del edificio, limitando la demanda (por la adecuada configuración y composición de la envolvente térmica), aumentando la eficiencia de los equipos consumidores y produciendo, mediante tecnología solar térmica, parte de la energía consumida.

VP plaza españaEn la selección de materiales se han promovido aquellos con contenido reciclado y de procedencia regional (para representar en ambos casos, al menos, el 20% del presupuesto material), así como aquellos productos con menor contenido de compuestos orgánicos volátiles (para minimizar los riesgos para la salud de los ocupantes). Este compromiso con el bienestar de los ocupantes se complementa con mejores niveles de ventilación y de calidad del aire, así como por un mayor control sobre los sistemas de iluminación y climatización, entre otras estrategias.

El futuro hotel VP Plaza España nace con vocación de convertirse en un referente dentro del sector hotelero de Madrid, tanto por su carácter de hito arquitectónico (que colaborará a revitalizar uno de los lugares más emblemáticos y visitados del patrimonio cultural de Madrid), como por su compromiso con la sostenibilidad, que acreditará mediante la obtención de la certificación internacional LEED, al incorporar en su diseño y construcción buenas prácticas en las categorías de emplazamiento, agua, energía, materiales, calidad ambiental interior e innovación.