La apuesta de Vivood Landscape Hotels fue premiada con una mención específica porque va más allá del añadido de mejoras concretas en la estructura de funcionamiento convencionales de un hotel. Es el planteamiento inicial el que es totalmente distinto y disruptor. Se trata de un hotel plenamente integrado, el en sentido más literal de la palabra, en el paisaje natural.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En este caso se sitúa en Benimantell, Alicante, en una zona montañosa. Se trata de módulos pre-industrializados que se sitúan sobre ligeras estructuras reversibles, posadas en el terreno, que ni siquiera necesitan de haber construido ninguna cimentación convencional de hormigón armado, de modo que todo lo añadido al espacio natural es totalmente reversible.

Así el hotel se podría llegar a retirar por completo de su actual situación sin dejar rastro. Integra en este concepto general soluciones y materiales concretos como el uso de maderas certificadas, cloración salina para el agua de piscinas, captación y consumo de EERR o huerto propio.