En España existen vías de tren que, por cambios en las rutas y por mejoras de las infraestructuras, han dejado de funcionar como tal. Estas vías, en vez de retirarse o abandonarse, han recobrado vida para el deleite de los amantes de la naturaleza, del senderismo y del ciclismo.

Gracias a la recuperación de las vías, ahora llamadas Vías Verdes, conocer el patrimonio natural del país es más sencillo que nunca: totalmente habilitadas para el paseo o el recorrido en bicicleta, estas vías cruzan el país, como lo hacían antiguamente los trenes que circulaban por ellas. En total, existen más de 2500 kilómetros de vías en toda España. Algunos de los recorridos son más extensos, pero existen también vías de recorrido corto, para pequeñas excursiones en familia o con amigos.

mapa_de_las_vias_verdes_1000x666

El proyecto de las Vías Verdes se lleva a cabo desde 1993, año en el que la Fundación de Ferrocarriles Españoles decidió darle una vuelta a estos caminos en desuso. De esta forma, el turismo rural se dinamiza, además de permitir un acceso mucho más sencillo a zonas poco explorables del territorio español. Además, estos caminos son una manera de garantizar el acceso a personas con movilidad reducida o de la tercera edad, puesto que en su mayoría son caminos planos y sin complicaciones.

Vías-verdes1 (1)

Prácticamente todas las comunidades autónomas tienen su red de Vías Verdes, que conectan con el resto del país. De esta forma, el turismo rural en casi la totalidad del territorio español está asegurado y completo por los múltiples alojamientos rurales y restaurantes locales. Y es que el turismo rural está en auge en España, siendo una de las tendencias que crece más rápidamente.

Para más información sobre las vías, así como un mapa completo de los recorridos posibles, puedes verlo a través de esta página web: http://www.viasverdes.com/itinerarios/