La OMT es la agencia especializada de las Naciones Unidas dedicada al turismo, que promueve un turismo sostenible, responsable y universalmente accesible. La OMT aboga por un turismo que contribuya al crecimiento económico, a un desarrollo incluyente y a la sostenibilidad en general y ofrece liderazgo y apoyo al sector para avanzar el conocimiento y las políticas turísticas. Asimismo, promueve la aplicación del Código Ético Mundial del Turismo para maximizar la contribución socio-económica del sector, minimizando a la vez sus posibles impactos negativos.

La sostenibilidad ocupa un lugar primordial en el mandato de la OMT y en todas sus actividades. Formulando directrices políticas, diseñando indicadores de turismo sostenible y monitoreando la sostenibilidad desde sus observatorios, la OMT ayuda a que el sector turístico incorpore los principios de la sostenibilidad en sus operaciones diarias, así como en su planificación y gestión a largo plazo. Por otro lado, a través de su cooperación técnica, la OMT trabaja para que el turismo despliegue todo su potencial económico y de generación de empleo.

Más información: www2.unwto.org/es


Sofía Gutiérrez. Directora Adjunta Programa de Desarrollo Sostenible del Turismo.  OMT

Sofía Gutiérrez. Directora Adjunta. Programa de Desarrollo Sostenible del Turismo. Organización Mundial del Turismo (OMT)

En el camino hacia la sostenibilidad del turismo, ¿en qué momento estamos?

En el momento en el que se considera la “inversión sostenible” con un gran potencial de garantizar un importante retorno de la inversión – directo e indirecto – y como medida para responder a una demanda creciente de “viajes sostenibles”. Y estamos también en un momento en el que se consideran medir y monitorear como actividades claves para evaluar y, de paso, reducir los impactos negativos del turismo. En 2004 la OMT puso en marcha el concepto de Observatorio Global de Turismo Sostenible para proporcionar a los responsables políticos y los gestores de turismo con un marco para regular la recaudación, análisis y comunicación de la información relacionada con los impactos del turismo sobre los aspectos ambientales, sociales y económicos en los destinos. Desde entonces, 6 observatorios bajo los auspicios de la OMT están actualmente en operación en China y 1 en Grecia, en las Islas del Egeo, el archipiélago principal de Grecia y actualmente hay muchos países que han manifestado abiertamente su interés en abrir un observatorio bajo los auspicios de la OMT.

¿Es la sostenibilidad una elección o un imperativo?

Sin sostenibilidad, no puede haber un desarrollo para las generaciones presentes y futuras, que contribuya al progreso social y económico y que permita salvaguardar los ecosistemas. Más que una elección, la sostenibilidad es ya un imperativo

¿Es rentable el turismo sostenible?

El capítulo de Turismo del informe sobre la economía verde, elaborado conjuntamente por la OMT y el Programa de Naciones Unidas para el Medios Ambiente (PNUMA) de 2011, demuestra que invertir en el reverdecimiento del turismo en las próximas décadas estimularía la creación de empleo, especialmente en las comunidades más pobres, con mayor contratación local y abastecimiento y extendería sus efectos positivos a otras áreas de la economía. También se incrementaría la contribución económica directa del turismo para las comunidades locales, maximizando la cantidad de gasto turístico retenido por la economía local.

El turismo es un arma de doble filo; puede contribuir a preservar un destino, pero también a erosionarlo gravemente…

Gestionado adecuadamente, el turismo, lejos de erosionar la cultura, contribuye a su fortalecimiento, protegiendo y revitalizando el patrimonio cultural, generando nuevas oportunidades de desarrollo para las comunidades locales, actuando como un instrumento clave para fomentar la tolerancia, el entendimiento mutuo, la paz y el respeto entre los pueblos.

En el breve y mediano plazo, el turismo sostenible garantiza la calidad de los destinos y de paso, su competitividad. En el largo plazo el turismo sostenible garantiza la sobrevivencia misma de los destinos.

¿En qué medida es responsable el turismo del cambio climático?

El turismo es responsable de aproximadamente el 5% de las emisiones globales de CO2. El sector del transporte, incluyendo el transporte aéreo y terrestre (coche y ferrocarril), genera la mayor proporción, con un 75% de todas las emisiones (sobre todo el transporte aéreo), mientras que el alojamiento es responsable de aproximadamente el 20% de las emisiones procedentes del turismo.

A la vez, hay que tener en cuenta los efectos positivos del turismo y los efectos negativos del aislamiento sobre todo para las economías que dependen del turismo. El turismo por un lado tiene que adaptarse a las consecuencias del cambio climático y por el otro, contribuir al esfuerzo colectivo para reducir su contribución al cambio climático.

Se observa asimismo un fuerte aumento de concienciación por parte del sector privado del turismo, respecto a los retos que plantea el cambio climático, con un compromiso serio de reducción de sus emisiones de gas de efecto invernadero y con programas, de diversas cadenas hoteleras y compañías, para reducir su impacto ambiental.

El turismo puede contribuir a la conservación del medio ambiente haciendo un uso óptimo de los recursos ambientales, a través de buenas prácticas de gestión de agua, energía, residuos sólidos y aguas residuales para la preservación de los destinos y para que se puedan beneficiar de la experiencia turística al mismo tiempo los turistas y las comunidades locales.

¿Cómo puede el turismo contribuir a mitigar la pobreza?

El turismo sostenible ocupa un papel fundamental en la erradicación de la pobreza, la protección del medio ambiente y la mejora en la calidad de vida de las comunidades y personas.
A nivel global el turismo representa el 9% del PIB, 1 de cada 11 empleos, el 6% del comercio internacional y el 29% de exportaciones de servicios y alcanza el 56% de las exportaciones de servicios en los países menos adelantados. Según las previsiones de la OMT, en 2015 los destinos con economía emergente superarán – a nivel de tasa de crecimiento – los destinos con economía avanzada.
Es importante mencionar que en septiembre del 2014, la Asamblea General de la ONU, aprobó por consenso la “Promoción del turismo sostenible, incluido el ecoturismo, para la erradicación de la pobreza y la protección del medio ambiente”. La resolución se basa en un informe preparado por la OMT y en una resolución de la ONU sobre ecoturismo del 2012.

¿Cuál es el compromiso de un hotel sostenible?

El de desarrollar e implementar una política de responsabilidad social corporativa (RSC). En otras palabras, poner en práctica medidas de ahorro energético y de gestión de agua, residuos sólidos y aguas residuales y buenas prácticas sociales hacia los trabajadores en el hotel y hacia las comunidades locales – por ejemplo la lucha contra la explotación – y también garantizar la accesibilidad para discapacitados. Otro compromiso sería la certificación como ayuda para las entidades certificadas de medir eficazmente su desempeño y al mismo tiempo para desarrollar y monitorear una estrategia de sostenibilidad.

¿Alguna medida de impulso de la OMT dirigida a hoteles sostenibles?

Como ejemplo concreto de una medida de impulso de la OMT dirigida a hoteles sostenibles, podemos mencionar el proyecto europeo Nearly-zero Energy Hotels (Hoteles de energía casi nula) en el que la OMT está trabajando actualmente. En respuesta a la Directiva Europea relativa a la eficiencia energética de los edificios, este proyecto tiene como objetivos: prestar asesoramiento técnico a los hoteleros involucrados, demostrar la rentabilidad, viabilidad y sostenibilidad de las inversiones hacia hoteles con emisiones casi nulas, comenzar actividades de creación de empresa, de formación y capacitación, y promover “hoteles pilotos” a nivel nacional, regional y de la UE, con el fin de incrementar su visibilidad en el mercado. El proyecto se ejecutará durante tres años (2013-2016) y es co-financiado por el programa Intelligent Energy Europe (IEE) de la Comisión Europea.

Hay que evitar a toda costa modelos de turismo insostenible, aquí en España y en cualquier lugar del mundo. El turismo debe ser sostenible para no comprometer su futuro y la viabilidad de los destinos turísticos. La planificación y gestión eficaz de los destinos es esencial, así como el de contar con la participación local como un elemento clave para garantizar la sostenibilidad del modelo turístico.

¿Consejos para viajeros y turistas responsables? 

La OMT aprobó en el 2005, el texto “El Turista y Viajero Responsable”, una pequeña guía práctica con ocho puntos centrales que pretende ayudar a hacer de cada viaje una experiencia enriquecedora, como un medio de desarrollo personal y colectivo. Basado en el Código Ético Mundial para el Turismo, la guía incluye una serie de consejos para el turista y viajero responsable que incluyen el estar abierto a aprender de las culturas y tradiciones distintas a las nuestras, respetar los derechos humanos, ayudar a respetar el entorno natural, respetar los recursos naturales, consumir productos locales, etc.

Asimismo, el Consejo Global de Turismo Sostenible (GSTC), del cual forma parte la OMT, recoge en su página web algunos consejos para ser un viajero responsable.

Es importante destacar el importante rol que desempeñan los viajeros como agentes de cambio, como impulsores del turismo sostenible y como motor de los cambios y la innovación en toda la cadena de valor turística. Y mencionar que la OMT ha sido elegida como líder del Programa de Turismo Sostenible del Marco Decenal de Programas sobre Modalidades de Consumo y Producción Sostenibles (10YFP por sus siglas en inglés), establecido por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20), Así que sin duda, a través de este Programa lanzado a finales del 2014, lograremos acelerar un cambio en la producción y también en el consumo de los productos turísticos, a fin de conseguir el desarrollo sostenible mundial.

¿Podemos entonces confiar en el turismo?

Sin duda. El turismo es un sector en franca expansión. Hay cada vez más destinos comprometidos cuyo sector privado considera la oferta de productos de turismo sostenible como una estrategia de diferenciación exitosa y cuyo sector público está trabajando a nivel de legislación y políticas de incentivos e inversión. Los turistas aprecian características sostenibles en sus vacaciones y hay una relación directa entre valoración de calidad y sostenibilidad.

Una última reflexión…

La sostenibilidad (social, económica y ambiental) es más importante que nunca. En este sentido, es importante el poder reflexionar sobre el impacto y la responsabilidad que tienen los viajeros a la hora de elegir no solo los viajes sino también su modelo de consumo. Al respecto, nos gustaría poder monitorear el cambio de actitud de los turistas cuando vuelven a su lugar de origen después de sus vacaciones y por lo tanto demostrar la capacidad única y poderosa del turismo de cambiar nuestro día a día y nuestras sociedades. Y también monitorear el rol que desempeñan las nuevas tecnologías de comunicación que sin duda pueden mejorar la competitividad y sostenibilidad de los destinos y al mismo tiempo influyen sobre las elecciones y comportamientos de los turistas. Finalmente añadir que comunicar la sostenibilidad de una forma apropiada puede indudablemente contribuir al cambio de los patrones de producción y consumo.