¿Se imagina que su visita por un país desconocido está enteramente guiada por sus propios habitantes, gracias a pequeños consejos y podcasts que éstos le dirigen? El descubrimiento de los rincones más escondidos sería más fácil, además de proporcionar una cercanía mucho mayor entre turista y autóctono.

hands-way-guide-tourist-large

Gracias a un proyecto que surge del Instituto de Investigación sobre el Turismo en Nueva Zelanda ( NZTRI), y creado por su director, Simon Milne, la colaboración entre los habitantes de Nueva Zelanda para proporcionar una experiencia turística totalmente nueva ya es posible. Se trata de una página web en la que todos los habitantes de la isla, desde estudiantes de primaria hasta altos cargos de empresas pueden recomendar y narrar rutas y lugares imprescindibles para visitar, acompañados de datos curiosos y con comentarios que acercan mucho más al turista con lo que va a visitar. Siendo ésta una nueva manera de ver el turismo, Nueva Zelanda quiere perpetuarlo, para que la manera de visitar su país sea más pausada, tranquila y lenta.

Otro de los objetivos de esta original manera de conectar al turista con el habitante local es fomentar un turismo más sostenible y que se base en buenas prácticas. Nueva Zelanda sólo recibe 2,8 millones de turistas al año, muy por debajo de la cifra de turistas que viajan a España. Con una cantidad menor, el turismo puede ser de mejor calidad y mucho más respetuoso con el entorno. Además, también puede ser más lento.  Uno de los factores por los cuales el turismo en Nueva Zelanda es inferior es, en parte, la lejanía y el coste exorbitado de los vuelos hacia la isla, pero también la poca campaña publicitaria que existe. Nueva Zelanda ya atrae por sí misma.

Simon Milne también ha querido incentivar esta iniciativa para fomentar el uso de las nuevas tecnologías en sus habitantes, para que éstos no se queden atrás. Gracias a las publicaciones, los podcasts y los vídeos que los neozelandeses suben a la página web, familiarizarse con los nuevos conceptos informáticos es más simple para todos.

Un proyecto de turismo que puede funcionar en muchos lugares. Eso sí, si se cambia el paradigma del turismo actual.