Ca na Toneta hace lo que siempre se ha hecho, pero hoy casi nadie hace: algo tan simple como seguir el ritmo de las estaciones e ir cambiando a su paso. Cambia su despensa y, por tanto, varían sus platos: el paisaje está en la mesa cualquier día del año.

¡Aquí no hay berenjenas en invierno! Cuando comes o cenas en esta fonda de Caimari, al pie de la Serra de Tramuntana, sientes que estás donde estás: en el interior de Mallorca. Lo percibes con todos los sentidos. También se transforma el ambiente, cada primavera, con el estreno de la terraza emparrada. El cielo y la tierra –el clima y el huerto– marcan el paso. Ir al compás de las estaciones: es raro que una cosa tan natural se haya convertido en algo sobrenatural.

Para los habitantes de Ca na Toneta, la identidad no es ninguna abstracción, sino un sentimiento de apego y de afecto a un origen y a una tierra. Es algo natural y sincero. De este respeto por la propia identidad es de donde surge la hospitalidad: el deseo de compartir sabores (y saberes) autóctonos a corazón abierto. ¿Acaso ser hospitalario no consiste en ofrecer a los demás lo mejor que uno tiene en casa? Así es para las hermanas Maria y Teresa Solivellas, que ponen siempre sobre la mesa lo mejor de Mallorca. Empezando por la despensa, que abastecen de productos insulares, y siguiendo por los modos de elaboración, basados en la cocina tradicional, y por las propias recetas, de inspiración popular.

Así como ser cocinero no es sólo cocinar, ser restaurador no se limita a explotar un restaurante y sentarse a calcular costes. La dedicación a la gastronomía abarca mucho más cuando el hedonismo propio de este oficio se ejerce responsablemente. El respeto al medio ambiente, del que procede la buena materia prima, es la mejor inversión a corto y largo plazo. En Ca na Toneta, esa devoción por la naturaleza –unida al sentido común– se traduce en el uso de productos locales y en la preferencia por variedades autóctonas y sostenibles, tanto si el género proviene de la tierra como si lo hace del mar. La nobleza de un producto no depende de su cotización en el mercado, sino de su cercanía, de su frescura y de su sabor.

Ca na Toneta
Horitzó 21
07314 Caimari, Mallorca
Tel. 971 515 226
Más info: Ca na Toneta