Cada año se celebran los Premios Nacionales de Hostelería, unos premios dedicados a reconocer la labor culinaria de los empresarios del sector de la hostelería española dentro y fuera del país. Con distintas categorías de premios, este evento es uno de los más reconocidos a nivel nacional del sector hostelero.

La entrega de premios se realizará el próximo 30 de noviembre en el Teatro Rojas de Toledo, Capital Española de la Gastronomía de 2016. Este año se cumplen 10 años de la creación de estos premios, por lo que la organización ha querido reservar muchas sorpresas tanto para sus galardonados como para los participantes.

premios-nacionales-de-hosteleria-2015-fehr

En los premios se incluyen diez categorías, en las que encontramos el Premio al Empresario Hostelero, a la Empresa Hostelera, a la Empresa Hostelera de Origen Español en el Mundo, a la Empresa Hostelera comprometida con la Responsabilidad Social, a la Empresa Hostelera comprometida con las personas con Discapacidad, a la Empresa Hostelera Destacada en la Innovación, a la Empresa Hostelera Comprometida con la Calidad, a la Empresa Hostelera Destacada en la Promoción de la Cultura, a la Empresa Hostelera Comprometida con la Sostenibilidad y finalmente el Premio “José Luís Fernández Noriega” a la Concordia.

Estas categorías recogen los esfuerzos de los empresarios españoles por mejorar el sector culinario de nuestro país. Entre los premiados se encuentran el Restaurante Azurmendi por su compromiso con el medio ambiente, el grupo Tragaluz por su expansión mundial y el restaurante Le Bistró por su responsabilidad social, entre muchos otros premiados que gracias a su labor mejoran las condiciones tanto de los comensales como de los trabajadores.

8ffd57b636d6c65f8a3470ddfdcbe7ce

El restaurante Azurmendi

La gala de entrega de los premios reserva un final de sorpresa para sus asistentes, que podrán asistir a una cena cóctel en un lugar emblemático de la ciudad de Toledo: la antigua Iglesia de San Marcos. Los premios se habían celebrado desde el principio en Madrid, pero con el afán de promocionar la labor de la organización y conseguir el apoyo de más asociaciones se terminó por rotar a otras ciudades del país.