El hotel OD Barcelona ubicado en la capital catalana tiene 98 habitaciones una amplia y luminosa zona de recepción, lobby bar y restaurante con su terraza-jardín, y en el OD Sky Bar, presente en todos los hoteles de la marca, una azotea con piscina y solárium donde tomar exquisitos cócteles contemplando las vistas entre otros atractivos espacios de confort.

Reconocido como uno de los mejores TOP10 proyectos de sostenibilidad y rehabilitación hotelera en España por ejecutar  el pasado 18 de enero del 2016 en FITUR, el proyecto de evolución de la cadena integra como principal criterio la sostenibilidad. Se pretende así una rehabilitación integral del edificio donde la estructura se conserva manteniendo así el patrimonio del edificio como un modo de ahorro global de energía y materiales y un recurso de adecuación medio ambiental imprescindible.

Mediante la rehabilitación pretenden ahorrar un 60% respecto al hecho del concepto de derribo y construcción, evitando así numerosos impactos negativos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde la organización administrativa del hotel, se cree firmemente en que una de las primordiales bazas para definir un plan de marketing verde radica en conseguir que los conceptos de sostenibilidad estén interiorizados por parte de los trabajadores. Por ello es se ha creado un manual de buenas prácticas para los empleados para poder dotar al hotel de un ejemplo hacia los clientes.

Durante el recorrido de cada cliente (desde el hall principal hasta las habitaciones privadas) es posible ver de forma muy clara, los compromisos que tiene el hotel con el medio ambiente. Así que el branding está siempre acompañado de esta responsabilidad con la sostenibilidad.

En el proyecto se incorporan estrategias bioclimáticas y sistemas pasivos para conseguir la máxima reducción de la demanda energética: ventilación cruzada, aislamiento térmico y acústico, cubiertas ajardinadas, sistemas masivos de aislamiento térmico, cerramientos y protecciones pasivas. Como estrategia paralela, se crea una fachada vegetal que cubre los muros cortina existentes llevando una “vida verde” hacia el exterior. Las fachadas vegetales, son elementos que aportan beneficios ambientales. Permiten reducir la velocidad del viento en contacto con la fachada, evitando su enfriamiento y el paso del agua de lluvia así como de la radiación solar, disminuyendo considerablemente el deterioro de los materiales.

Asimismo, se considera un elemento aislante del calor adicional, y trabajan de manera diferente en invierno y en verano. En verano, bloquean la radiación directa sobre la fachada, actuando como elemento de sombra. De esta manera consiguen mantener la temperatura interior en el edificio, reduciendo ampliamente su temperatura. En invierno, el flujo de calor se invierte respecto al verano. La fachada vegetal retiene dicho calor, evitando que se enfríe.

Mediante los sistemas de ahorro de agua y los sistemas de calefacción, iluminación, frío, ACS, refrigeración y ventilación se conseguirá mejorar considerablemente la eficiencia del hotel. Una apuesta clara hacia el camino a un turismo responsable.