IMG_20160617_095236Spaincares es un cluster de salud, en el cual el paciente puede escoger entre más de 100 hospitales, clínicas y centros de salud privados españoles para los tratamientos que necesite. El turismo de salud es un sector en auge en España, que además de ofrecer un servicio de excelente calidad permite a los viajeros conocer el país de una forma diferente.

Mónica Figuerola fue directora de Turismo de la Rioja. Actualmente dirige el proyecto Spaincares, la marca comercial del clúster español de turismo de salud cuyo fin es convertir a España en un destino competitivo en este segmento emergente.

El turismo de salud es un sector más de la gran oferta turística española. Este sector diferencial aporta un servicio adicional a los viajeros que buscan tratar su salud en confianza en los mejores centros privados españoles. ¿Cómo valoraría el efecto del turismo de salud en el territorio español?

En primer lugar, nos gustaría diferenciar el turismo sanitario del turismo de salud. El turismo sanitario es el que se produce del flujo de pacientes europeos en virtud de la normativa transfronteriza. Por lo tanto, es turismo que se suele desarrollar en centros públicos.

Spaincares, como cluster español de turismo de salud, representa sólo la oferta privada. Por tanto, definimos el turismo de salud como aquel turismo de personas que vienen a España cuya motivación principal es recibir atención médica, quirúrgica, atención en un balneario o bien residir en una de  nuestras residencias de mayores en la que se produce una asistencia socio-sanitaria. Siempre hacemos la distinción con lo que es la medicina turística. Se trata de la medicina que se aplica a un turista cuando visita España y, sin ser su motivación principal, es atendido en un centro sanitario, público o privado.

Para Spaincares, el turismo de salud es una nueva tipología de turismo. Lo que pretendemos es promocionar España para que la gente venga a recibir un tratamiento médico, venir a un balneario, etc. Es decir, atraer a turistas a España para que tengan al país en su top of mind, puesto que la oferta sanitaria privada es de altísima calidad, competitiva en el precio, y se complementa con una de las mejores ofertas turísticas del mundo. La diferencia, en esta tipología de turismo, es la motivación: curarse.

Además de posicionar a España como un destino internacional por sus atracciones turísticas, Spaincares es también una herramienta para promocionar la salud privada española, una de las mejores de Europa y del mundo. En el sector de la salud, ¿de qué forma puede repercutir Spaincares?

La sanidad privada, fuera de España, es una gran desconocida. Lo que sí es cierto es que recibimos muchos turistas- 68 millones- y se han tenido que poner muchas veces enfermos, y poco a poco se ha ido dando a conocer la calidad de la oferta sanitaria privada. El objetivo del turismo de salud es también una forma de consolidar la marca España. Tenemos una muy buena sanidad privada, y España es un país de mucha potencia en el sector. Lo que falta es darlo a conocer.  El turismo de salud per se todavía representa una tipología turística muy limitada en España. Estamos hablando de que sólo recibimos 100.000 turistas al año, lo que equivaldría a unos 15 millones de euros de facturación, según estimaciones propias, pero que no llegan al 0,5% de todo el PIB turístico. Por lo tanto, creemos que aún falta mucho recorrido. Pero también es verdad que como somos una representación muy limitada de los flujos turísticos, tenemos también muchísimo recorrido. Además, hasta ahora no había turismo porque no se conocía. Nuestro objetivo, además de hacer de lobby para nuestros asociados- hoteles, balnearios, hospitales, etc-, es promocionar a España.

Ahora mismo, estaríamos en una sexta posición en cuanto a turismo de salud, y el objetivo es en dos o tres años estar entre los tres primeros puestos.

Existen ya muchos hoteles especializados en el tratamiento de salud especializado como por ejemplo balnearios o resorts de salud. ¿En qué medida colabora Spaincares con los hoteles del territorio español?

Para nosotros la hotelería, igual que las agencias de viajes, son oferta complementaria. Es decir, el producto final es el tratamiento. Pero se necesita, de la misma forma, de esos soportes. Tenemos muchos pacientes que no son severos y que no necesitan pernoctaciones en el hospital, y algunos que sí son severos vienen acompañados de un número elevado de familiares, a veces cinco o seis. Por lo tanto, el hotel conforma esa oferta complementaria que nos hace mucho más atractivos, y nos da ese valor diferencial respecto a las grandes potencias de turismo de salud, que a lo mejor han hecho un mayor esfuerzo de promoción previo, pero que no tienen ni la calidad ni la competitividad en precio que tiene España.

Lo que nosotros hacemos es, al igual que aglutinamos clínicas, que son nuestros principales socios, incorporar grupos hoteleros, que quieren tener una nueva división dentro del concepto de turismo de salud y que están haciendo innovaciones importantes, como por ejemplo cambiar protocolos para acercarse al turista de salud.

¿Qué apoyo se ha conseguido a través de las asociaciones de turismo de los diferentes lugares de España? ¿Con qué apoyos cuenta Spaincares?

 El cluster nace de cinco asociaciones, que son la Patronal de Hoteles, de Clínicas, de Balnearios, de Agencias  y de Residencias que, hace tres años, tuvieron la idea de crear este lobby. A partir de la decisión, las asociaciones hablan con las administraciones para que tanto Salud como Turismo les apoyen. Ya es cuando  empieza a caminar el clúster cuando se empiezan a incorporar asociaciones privadas. Aún así, la génesis está conformada por patronales.

Muchas de las personas que contratan servicios con Spaincares tienen problemas de accesibilidad y movilidad reducida. ¿De qué forma procura Spaincares el mejor confort para estas personas?

Hoy por hoy no somos un cluster vinculado directamente a la accesibilidad. Pero es verdad que casi todos nuestros socios tienen totalmente interiorizados los valores de accesibilidad y movilidad. Hablamos de clínicas, de hoteles que ya tiene este enfoque, que ya consideran la traducción en braille, etc. Los hoteles que forman parte del clúster lo dan por hecho. Lo que sí es verdad es que no tenemos ahora mismo ninguna vinculación directa con una asociación específica que promueva la accesibilidad, puesto que estos valores ya son intrínsecos a nuestra filosofía y a nuestra propuesta de valor.

Lo que sí hacemos es sensibilizar mucho, en el caso de las empresas que no tengan los valores de accesibilidad tan claros. Al igual que promocionamos el turismo de salud en España, también promovemos que responder a las necesidades de nuestros clientes es fundamental. Estamos hablando de muchos pacientes, por ejemplo traumatológicos, que no tienen una movilidad fácil.