mauricio-socias-1Las Islas Baleares, desde hace unos meses, apuestan por un fuerte desarrollo de las “smart cities”, ciudades y puntos específicos de las islas en las que la tecnología es puntera, ayudando a desarrollar el turismo como nunca se había hecho.

Mallorca Wifi es la encargada de proporcionar soluciones tecnológicas al turismo de Mallorca, como por ejemplo  la que probablemente sea la red de Wifi gratuito más grande del mundo en la Playa de Palma, o bien creando nuevos productos tecnológicos capaces de estudiar el comportamiento de los turistas y mejorar la experiencia de éstos.

Hablamos con Mauricio Socias, CEO y fundador de Mallorca Wifi, sobre los nuevos retos de la tecnología en el turismo, las mejoras que puede proporcionar una “smart city” tanto al turismo como a los habitantes, y sobre el futuro de las redes turísticas.

En la actualidad, Mallorca es una de las zonas pioneras en utilizar nuevas tecnologías en el sector del turismo. ¿Cómo se traduce la introducción de productos tecnológicos en el turismo de Mallorca?

 Sin duda permite una clara diferenciación del Destino, una ventaja competitiva con respecto al resto de competidores turísticos. Apostar por servicios innovadores es ofrecer a nuestros visitantes alternativas al clásico turismo de Sol y Playa.

Las “smart cities” son un nuevo concepto turístico al alza, puesto que muchos países se plantean transformar su turismo para hacerlo más abierto y accesible a través de Internet. Pero, ¿cómo se define una “smart city”?

Más que concepto al alza, es concepto necesario. Hoy en día los turistas son cada vez más exigentes en un entorno cada vez más competitivo. Una SmartCity debe obedecer a la máxima de hacer la vida más fácil (tanto a residentes como a visitantes y/o turistas), más segura, más eficiente, más sostenible con respecto a su entorno. La innovación y la tecnología ayudan mucho en este campo.

El turismo de las Islas Baleares ha sido muchas veces tema de debate en el panorama turístico general español, por su oferta desmesurada, nociva para el medio ambiente y para los habitantes de la zona. ¿De qué forma cree usted que una “smart city” podría frenar los hábitos negativos del turismo en las Islas?

No sólo con tecnología se pueden frenar estos hábitos negativos, pero en este caso la innovación como SmartCity sirve para poder detectar, medir y controlar como nunca antes ha sido posible todo estos hábitos, haciendo más sencillo y rápido el poder actuar e incidir en ellos.

El servicio que ofrece Mallorca Wifi permite también promocionar distintos comercios y atracciones de Palma de Mallorca, dándoles visibilidad directa a través de los dispositivos móviles de los turistas. ¿Cómo funciona esta visibilidad? ¿Qué respuesta está teniendo la aplicación, tanto por parte de de los turistas como de los negocios?

Es la clave de la sostenibilidad y rentabilidad de nuestro servicio, ofrecemos un servicio de patrocinio único e innovador en el que la interacción con el usuario está garantizada. El servicio Wi-Fi funciona como moneda de cambio entre el usuario y el anunciante, permitiendo al usuario disfrutar de un servicio de acceso a Internet gratuito y de calidad el cual además le permite interactuar con los servicios ofrecidos por el anunciante en el momento y  lugar preciso, de una forma no intrusiva y sin solicitar a cambio ningún dato personal. La respuesta ha sido todo un éxito sin precedentes, las cifras hablan por sí mismas, más de 500 pequeñas empresas locales ofrecen sus servicios en nuestra app, al margen de los dos grandes patrocinadores del servicio (Pabisa Hotels y Engels&Voelkers) y se han realizado más de 300.000 instalaciones de la app por parte de los usuarios con una muy alta tasa de uso, varios millones de sesiones.

El servicio Mallorca Wifi permite también analizar el comportamiento de los turistas, conociendo sus preferencias y hábitos de consumo. ¿Qué beneficios puede aportar este análisis?

Sin duda puede aportar claros beneficios tanto al propio usuario (porque se le pueden ofrecer servicios públicos/privados orientados en función de su localización, preferencias y en base a patrones de comportamiento con respecto a su entorno) como a la Administración y a las empresas privadas (anunciantes) que conocen cuándo y dónde es necesario o es el mejor momento de ofrecer sus servicios.

Mallorca Wifi apuesta también por el turismo sostenible, permitiendo métricas de control de factores medioambientales en la ciudad y en puntos turísticos. ¿Cómo cree usted que la unión entre “smart city” y turismo sostenible podría mejorar la experiencia del turista?

Es fundamental apostar por un entorno medioambiental sostenible, la tecnología ayuda a medir la intensidad/calidad de numerosos aspectos que inciden en nuestra calidad de vida (ruido, calidad del aire, del agua, etc). El control en tiempo real de todo ello permite actuar de forma inmediata en caso de desajuste, lo que incide de forma directa en nuestro beneficio.

Las “smart cities”, al fin y al cabo, sólo acaban de arrancar, teniendo un amplio terreno por desarrollar y mejorar la experiencia turística de ciudades y atracciones. ¿Qué avances y nuevas aportaciones cree que pueden desarrollar las “smart cities” en un futuro?

Pues ni más ni menos que eso, desarrollo. Nadie ni nada puede escaparse del desarrollo, la clave está en que destinos lo harán primero, qué destinos serán pioneros e innovadores. Aquellos que lo hagan sin duda se beneficiarán de la diferenciación que ello supone. Vivimos en un mundo hiperconectado cada vez más exigente y globalizado, competimos todos contra todos, nadie se puede dormir. No se trata de tener una opción, se trata de cumplir una necesidad, la necesidad de ser cada vez mejores.