María Teresa Lorenzo, nacida en Arrecife en 1969 y licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid, es la nueva consejera de Turismo, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias. Con una larga trayectoria en el sector empresarial y un resultado impecable en su trabajo como concejala de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Arrecife, Maria Teresa Lorenzo se ha labrado un amplio y prestigioso camino profesional que la posiciona como la responsable idónea de la Consejería de Turismo de las Islas Canarias.

Hablamos con la Consejera de Turismo para saber cuál es la posición del Gobierno respecto a la situación del turismo en las Islas Canarias, qué objetivos deben alcanzarse y qué cambios hay que realizar para que el sector siga creciendo de manera estable, sostenible y próspera.


Canarias recibió 1.112.782 de pasajeros extranjeros en octubre de este 2015 un 5,9% más que el mismo mes del 2014. El destino turístico canario es indiscutiblemente atractivo. ¿Qué diagnóstico en términos generales realizaría en este sentido usted del sector del turismo en las Islas Canarias?

Las Islas Canarias están viviendo el mejor momento turístico de su historia. Estamos creciendo sobre las cifras récord de 2014 de casi 13 millones de turistas, y todo hace prever que al cierre de este año superaremos esta cifra ampliamente. Mi diagnóstico es que Canarias ha sabidoRecibida _02 posicionarse en el panorama turístico internacional como un destino líder, en parte, gracias a una promoción inteligente que ha sabido conectar con las motivaciones de los turistas. De cualquier forma, este buen momento, nos debe hacer trabajar más y aprovechar la coyuntura para aumentar la calidad del destino, la renovación y rehabilitación de la planta hotelera, la diversificación de mercados y la diversificación de turistas, y continuar afianzando nuestra promoción on line que nos permite conocer de cerca al turista que nos visita. A la estrategia de diversificación de mercados y de turistas, debemos unir la innovación para la sostenibilidad y mejora de la rentabilidad económica y social del turismo con el objetivo de que, en el futuro, el número de turistas y su crecimiento no sea el único indicativo a tener en cuenta. Nuestro turismo, puede y debe depender menos del crecimiento continuado en el número de visitantes. Debemos ir a mejor en lugar de ir solo a más, sin que denostemos el crecimiento, pues existe margen para ello. Como usted sabe, las bases para ello debemos diseñarlas, desde el consenso, a partir del nuevo Plan Estratégico del Turismo a cuya realización me he comprometido desde mi llegada al cargo.

Siendo que la estacionalidad del turismo en las Islas Canarias no es una de las problemáticas más destacables ¿Cuáles son, según la Consejería de Turismo, las nuevas vías a desarrollar para mantener las Islas Canarias como un destino clave en España?

De enero a septiembre de este año, las Islas Canarias han recibido casi 1.250.000 turistas peninsulares. Esto supone un incremento del 6,6% respecto al mismo período de 2014. En volumen de negocio las cifras son incluso más positivas puesto que el incremento alcanza en el mismo periodo el 9,2% de incremento gracias a un fuerte dinamismo de la demanda que responde, principalmente, a dos variables significativas. Por un lado, la paulatina mejora de la economía española que se está comenzando a trasladar al consumo vacacional con buenas perspectivas futuras.  Y por otro, la mayor oferta de vuelos regulares desde la Península y la consiguiente mejora de precios. El trabajo desarrollado desde Turismo de Canarias, en colaboración con otras entidades implicados, ha facilitado la apertura de nuevas rutas así como la entrada de un nuevo operador, Norwegian, que ha ampliado considerablemente el número de frecuencias semanales en rutas ya existentes y otras de nueva creación, han contribuido indudablemente a su favorable evolución. De cara a los próximos 12 meses, la capacidad aérea regular se verá incrementada en un 3%, lo que favorecerá la continuidad de la tendencia al alza del mercado peninsular. Además prevemos el crecimiento del 20% en el número de plazas desde la Península para esta temporada de invierno que acabará en marzo. Unas 250.000 plazas adicionales respecto al invierno pasado.  En el caso de la promoción, el plan de marketing de la marca Islas Canarias 2015 establece para el mercado peninsular un presupuesto con un importe global de un millón novecientos mil euros. Para el próximo año, dado que las perspectivas de crecimientos son igualmente positivas y esperanzadoras, seguiremos prestando especial atención a un mercado que nos quiere, como el de España, que mantiene una altísima afinidad con las islas, que nos valora muy positivamente y cuyos visitantes son de especial interés por su potencial de gasto, su alto nivel de satisfacción, repetición y prescripción y el aprecio que muestran a nuestros valores más singulares, a nuestra gastronomía, nuestra naturaleza, nuestra cultura, nuestros pueblos y ciudades y nuestra forma de entender la vida.

TripAdvisor impulsó un programa llamado EcoLíderes donde destaca los hoteles ecológicos para ayudar a los viajeros a planear viajes verdes ¿Cuál es, según usted, la posición de la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente en el mercado turístico en España y en qué posición se encontrarían Las Islas Canarias en este como estrategia de generar destino? Asimismo, ¿qué difusión realiza el Gobierno Canario para destacar la línea de producto turístico verde?

En el segmento de amantes de la naturaleza, con tan alto potencial en Canarias, se han desarrollado dos campañas específicas este mismo año. Una que giraba en torno al concepto La Energía que te Espera, dirigido a comunicar los atributos diferenciadores de las Islas como conjunto de destinos de naturaleza, y la otra centrada en la observación astronómica, que incluyó la retransmisión desde La Palma, Tenerife y Fuerteventura del supereclipse lunar que tuvo lugar hace pocas semanas incluyendo una promoción con el sorteo, como incentivo, de un viaje a disfrutar, en cualquiera de nuestras islas, de la espectacular lluvia de estrellas que se espera para diciembre. Además, a nuestras campañas de carácter genérico y orientadas al turista de ese sol y playa enriquecido con todo tipo de experiencias que las Islas Canarias ofrece, se le añaden acciones dirigidas a segmentos de clientes con motivaciones e intereses específicos. Como usted sabe, la diversificación de clientes también es clave en la estrategia turística del Archipiélago.

Según datos del Ministerio de Turismo de España, un 80% de los hoteles en España tienen más de veinte años, convirtiéndose en edificios obsoletos y que suponen un incremento de gasto energético elevado e incluso nocivo para el medio ambiente. ¿Qué cambios cree usted que, desde la Consejería de Turismo, son necesarios para mejorar la planta hotelera de las Islas Canarias? ¿Existen campañas o ayudas específicas para motivar, por ejemplo, la rehabilitación energética de hoteles en Canarias?

Tenemos en marcha el borrador del Proyecto de Reglamento de la Actividad Turística de Alojamiento esté terminado en el primer trimestre del próximo año, cuando será remitido al Parlamento. El reglamento contendrá los requisitos de ordenación y los estándares de calidad edificatoria y del servicio ofrecido que garanticen el mínimo impacto medioambiental en términos de, al menos, ahorro de agua, contaminación acústica y lumínica y de gestión de residuos. Estas exigencias se sumarán a las condiciones de densidad, equipamiento, infraestructuras y servicios que posibiliten configurar un modelo de excelencia y ecoeficiencia, así como a la obtención de certificaciones de calidad y gestión medioambiental turística y de máxima eficiencia energética. Actualmente estamos analizando los requisitos o factores que se tienen en cuenta en la determinación de las calificaciones energéticas generales para, partiendo de ellos, poder establecer otros que puedan contribuir a  una disminución del índice de emisiones de CO2 y en  general, a la protección medioambiental.

El Gobierno de Canarias y especialmente la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes hemos establecido como prioridad la renovación y modernización turística, siempre con el respeto al entorno natural y la sostenibilidad como elementos inseparables. Un ambicioso objetivo que se logrará a través de la simplificación de la normativa, en la que ya nos hemos puesto a trabajar. Hace tiempo que se sentaron las bases para lograr este fin. Hace dos años se aprobaba la Ley 2/2013 de Renovación y Modernización turística de Canarias.

Esta normativa se basó en motivaciones irrenunciables, como el mantenimiento y la mejora de la posición de Canarias como destino turístico de éxito y referencia internacional, dentro de un escenario de progresiva complejidad y en un entorno de creciente intensidad competitiva. Es decir, cumplir con el reto de seguir creciendo pero siempre manteniendo la calidad de nuestro destino turístico. Se hace imperativa una labor de puesta al día de un conjunto de áreas turísticas, instalaciones y servicios en situación de cierto deterioro por el transcurso del tiempo y, también, por la evolución de las demandas del mercado.

Esta labor se instrumenta mediante procesos de renovación que llevarán a cabo los empresarios; sin embargo, por la importancia que tiene este sector dentro de la economía canaria, esta actuación debe ser impulsada por las administraciones públicas, mediante medidas de ordenación y simplificación de los procesos burocráticos y también por la habilitación de incentivos fiscales o de derechos materializables en plazas alojativas o instalaciones complementarias que impulsen la necesaria actividad empresarial.

Las medidas de mejora de la calidad turística no se agotan en el simple proceso de renovación que, aunque es prioritario, debe completarse con una implantación prudente de nuevas instalaciones de alojamiento o de diferentes actividades turísticas complementarias, con alto nivel de calidad, que acompañen a la oferta presente y a la resultante de los procesos de mejora y renovación de las instalaciones obsoletas, para la que se exige una mejora más modesta sobre el nivel de calidad preexistente para hacer viable la renovación.

¿Cree usted que una unión más firme de las instituciones públicas y las asociaciones privadas puede proporcionar una mejor gestión del turismo?

Sin duda. Estamos en proceso de elaborar el Plan Estratégico del Turismo en Canarias para los próximos diez años. Canarias necesita reevaluar sus estrategias turísticas, y para ello se redefinirá el gran Pacto por el Turismo en Canarias, que estará basado en la búsqueda del consenso a través del diálogo con todas las partes implicadas.. Estamos hablando de un pacto entre instituciones y, por lo tanto, en un pacto entre islas pero, también, entre empresarios, sindicatos, sector público y privado. Además, también debe ser un pacto de todos los grupos parlamentarios. En definitiva, un pacto entre la sociedad y los casi 13 millones de turistas que nos visitan.  Otro de nuestros objetivos está centrado en el Plan de Canarias de Infraestructuras Turísticas, tanto públicas como privadas, que se realizará a través de los planes de modernización y renovación, y de un Plan de Infraestructuras Turísticas.

Fit Canarias es un ejemplo de implicación por parte de expertos del sector en el camino hacia la innovación turística   ¿Cuál cree que es la función de la innovación hotelera en el turismo canario y qué implicación tiene el Gobierno de Canarias en esta línea?

Sólo la innovación nos permitirá mejora la competitividad del sector y retener nuestra posición de liderazgo. El objetivo que se ha marcado el Gobierno de Canarias y concretamente la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes es el de impulsar estrategias turísticas innovadoras que promuevan un crecimiento económico ligado siempre a la sostenibilidad. Y todo ello debe estar basado en una promoción inteligente, acorde al visitante del siglo XXI.

La necesidad de sostenibilidad en el sector hotelero es cada vez más creciente: las penalizaciones por incumplimiento de normativas medioambientales empezarán a incrementarse de manera importante en los próximos años. ¿Cómo cree que las reformas sostenibles pueden beneficiar el turismo en las Islas Canarias?

Es necesario encarar un futuro, con determinación y acierto, plenamente orientado hacia un turismo estable, sostenible y de calidad. Un turismo que ponga en valor, frente a otros destinos competidores, nuestra identidad y nuestras fortalezas más destacadas. Y también, que alcance y potencie a otros sectores económicos y contribuya a una mayor integración productiva de la economía canaria. Con un objetivo final: que la riqueza generada por la actividad turística se extienda al resto de la sociedad canaria. Canarias tiene una oportunidad histórica para ser líderes en el Turismo en éste momento de crecimiento del turismo mundial. Que conlleva necesariamente un gran reto: la mejora competitiva de nuestra actividad turística. Porque no solo nos enfrentamos a la necesidad de sostener nuestra posición actual, que bien y con orgullo podemos considerar de liderazgo y de éxito.  Pero en un entorno cada día más complejo y competitivo por la irrupción de la era digital, que ha traído consigo cambios en las exigencias y motivaciones del turista del siglo XXI y por tanto con una demanda cambiante, muy distinta a aquella que impulsó desarrollos pasados, mantenerse no es suficiente.

Por último, según datos de PROMOTUR, un 80% de los visitantes ya habían estado en las Islas anteriormente ¿Qué razón  destacaría para explicar el alto grado de retorno en vistas  a las Islas Canarias?

Es cierto, las islas Canarias disfrutan afortunadamente de un índice de repetición muy alto, cercano al 80%. Y más del 15%, es decir, más de 1,6 millones de turistas, han visitado las islas en más de 10 ocasiones. Son verdaderos enamorados del destino y, sin duda, nuestros mejores prescriptores. Este éxito no sería posible si nuestros visitantes no regresaran satisfechos gracias a nuestras condiciones y a la capacidad del sector de adaptarse a los deseos y necesidades de nuestros visitantes.