Desde hace unos años el boom de las cervezas artesanales ha ido consolidándose como una alternativa a las empresas cerveceras tradicionales, con sabores distintos y originales y un cuidado especial por el diseño de las botellas y las etiquetas, marca personal de cada fábrica cervecera artesanal.

La Salve es una marca artesanal de cervezas de Bilbao, que desde 1886 fabrica múltiples tipos de cerveza  para todos los gustos. Tras 38 años de parón, la cervecería del País Vasco decide volver a producir una cerveza diferente, para paladares refinados y con un gusto especial por la cerveza de calidad. Los ingredientes varían según la tipología de cerveza y son de origen natural. Una de las tipologías de cerveza se fabrica con el 40% de ingredientes de proximidad, y otra es sin gluten, apta para celíacos.

Captura-de-pantalla-2016-01-13-a-las-13.00.23

Además de aportar una nueva versión de la cerveza en el panorama cervecero bilbaíno, La Salve ha querido de la misma forma renovar el sector del entretenimiento, la música y el arte, dedicando parte de su esfuerzo en crear un centro de I+D  para el desarrollo de la cerveza y espacios dedicados a la música, la cultura y la gastronomía. Todo ello se refleja también en el apoyo que muestra La Salve en eventos deportivos y culturales de la ciudad de Bilbao. De esta forma, al igual que se vuelve a dar a conocer esta cerveza artesana de gran calidad, se promociona la ciudad de una forma mucho más ecléctica y atractiva.

1406696400_140669_1406696400_001_sumario_normal

El diseño es una de las partes más importantes de la cerveza La Salve. Las etiquetas de las botellas han sido desde los inicios el ejemplo de diseño novedoso, incluso en el siglo XIX. Con el afán de promocionar también este sector, La Salve organiza concursos para estudiantes y profesionales de diseño y Bellas Artes para crear las nuevas etiquetas y los grifos de los barriles.

AsteNagusia2016-etiqueta2

Con un compromiso muy arraigado a su tierra, La Salve es un ejemplo de cómo empresas tradicionales y alternativas pueden hacerse un hueco en el mercado, transformando la realidad social de una ciudad y mejorando los aspectos culturales de ésta.