photo-1475650522725-015d35677789Barcelona siempre se encuentra en el punto de mira por su actividad en materia de innovación. En esta ocasión, el anuncio de previsión de una moneda local el próximo 2019 pretende ser la herramienta que favorezca al comercio de proximidad y los servicios de los barrios de la ciudad. El cómo va a ser esta moneda es todavía una incógnita hasta el próximo año, cuando se realice una prueba piloto.

Esta propuesta se enmarca dentro del proyecto europeo Urban Innovative Action que destinó 4,85 millones de euros a Barcelona para el desarrollo de la renta de inclusión mediante una prueba piloto en el margen de los próximos tres años. Esta prueba piloto tendrá lugar principalmente en la zona del Besós donde reside una masa vulnerable de interés para el estudio inicial. Asimismo la Universitat Pompeu Fabra está apoyando la iniciativa mediante el trabajo de generar una moneda digital que sea menos cara y más operativa.

Sin embargo, ni el Banco de España ni Hacienda han querido pronunciarse ante la propuesta al no encontrarse todavía totalmente desarrollada y desconocer hasta la fecha en qué margen legal se encontraría la iniciativa.