joan-torrella-ajuntament-barcelonaBarcelona es una de las ciudades con más afluencia turística del país: cada año, más de ocho millones de personas visitan la ciudad, alojándose tanto en hoteles como en apartamentos turísticos. Este turismo en masa es una buena oportunidad para crear empleo, pero también puede resultar nocivo para los habitantes de la ciudad y el medio ambiente.

El turismo sostenible, ya reconocido en la ciudad gracias a la certificación Biosphere otorgada por el Instituto de Turismo Responsable, es ya uno de los principales factores a tener en cuenta para el desarrollo del turismo por parte del Ayuntamiento de Barcelona.

Joan Torrella es el Director de Turismo y Eventos del Ayuntamiento de Barcelona. El pasado 14 de octubre, en el festival de turismo sostenible Vilamón, Joan Torrella habló en la conferencia sobre turismo responsable en la ciudad de Barcelona.

Hablamos con Joan Torrella sobre la evolución del turismo en Barcelona, los factores que determinan un buen funcionamiento del turismo y la sostenibilidad como punto clave en el desarrollo del turismo.

Barcelona es la ciudad con más turistas al año de España, convirtiéndose en la 25ª ciudad más visitada del mundo. ¿Cómo valoraría usted el turismo de la ciudad de Barcelona?

Barcelona ha vivido en los últimos veinticinco años un acelerado proceso de crecimiento hasta convertirse en un destino turístico internacional de primer orden. Los JJOO 92 la situaron en el mapa y la mostraron como una ciudad moderna, dinámica y aspiracional, percepción que motivó el desarrollo de una sólida estrategia público-privada para llevar a cabo políticas de promoción turística.

Tras más de quince años de crecimiento continuado, tanto de la oferta como de la demanda, aparecieron los primeros síntomas de fatiga entre la ciudadanía. Por este motivo se puso en marcha la primera gran reflexión colectiva sobre el turismo mediante el Plan Estratégico de Turismo de la Ciudad de Barcelona 2010-2015. Este Plan puso de manifiesto la necesidad de, más allá de la promoción, abordar la gestión del turismo en la ciudad y de concebir a ambos –el turismo y la ciudad– como dos realidades que no son independientes la una de la otra, sino que ambas se construyen mutuamente. Actualmente, estamos en plena elaboración del Plan Estratégico de Turismo 2016-2020.

El turismo en Barcelona está conformado por una serie de rasgos distintivos que lo caracterizan.

  • Barcelona ha presentado en el transcurso de estos años un crecimiento continuado de la oferta y la demanda.
  • Es una ciudad a la que se viene por muchas razones. La multimotivación es un rasgo esencial de nuestra oferta: turismo de compras, cultural, gastronómico, deportivo …
  • Hay actividad todo el año, y recibimos, por tanto, visitas de forma continuada: desestacionalización de la actividad turística se reparte en el transcurso de todo el año.
  • Alta presencia de turistas internacionales: más de tres cuartas partes de los turistas provienen de mercados internacionales.
  • Una oferta cultural y de comercio de carácter local e internacional, dirigido tanto al consumidor local como al visitante nacional o internacional.
  • Concentración territorial y uso intensivo del espacio público por parte de los visitantes.
  • La apuesta de la ciudad para que el modelo de promoción turística de Barcelona se base en la concertación público-privado.

Son muchas las noticias comprometidas que han aparecido en los medios en los últimos años: desde pisos de alquiler vacacional ilegales hasta datos de contaminación por los cruceros que llegan al puerto de Barcelona. ¿De qué forma trabaja el Ayuntamiento de Barcelona para frenar las malas prácticas en el turismo de la ciudad?

A mediados de 2008, se inicia la elaboración y gestión del Plan Estratégico de Turismo 2015, un proceso de reflexión sobre el turismo y la ciudad que sirvió para definir las futuras estrategias de actuación necesarias para construir las bases de un modelo turístico que potenciara el equilibrio entre residentes y visitantes, preservando los valores de identidad y de convivencia en la ciudad y estableciera las actuaciones a llevar a cabo por los diferentes agentes públicos y privados que inciden en el sector turístico de la ciudad, para garantizar la sostenibilidad y continuidad del éxito en el futuro.

En paralelo, el 30 de junio del año 2011, la ciudad de Barcelona obtuvo la Certificación Biosphere World Class Destination, que ha proporcionado un reconocimiento en materia de sostenibilidad turística en la ciudad de Barcelona como destino turístico sostenible y responsable. La certificación Biosphere fue otorgada por un periodo de tres años y está sometida a revisiones periódicas anuales. En julio de 2014, Barcelona obtuvo la renovación de la certificación Biosphere por tres años más.

Actualmente, estamos abordando una revisión en profundidad del camino recorrido a través de la elaboración del nuevo Plan Estratégico de Turismo 2020. Barcelona mantiene su posición  internacional mientras afronta retos que son consecuencia de este éxito y que exigen un liderazgo público para hacer frente a la gestión de la ciudad turística. Ya no se trata de gestionar el turismo como si fuera una parte de la realidad, sino de gestionar una ciudad que tiene el turismo como uno de sus atributos sustanciales y que no puede ser concebida sin él.

Hemos implementado diferentes medidas, tales como la mejora de la gestión del espacio público, de los espacios turísticos, de la movilidad y dimensionar la capacidad de alojamiento turístico en proporción con la población residente. Además ya estamos trabajando en la priorización de la ciudad para vivir, en fortalecer la gobernanza del turismo, en la lucha contra el alojamiento ilegal, y en la desconcentración, creando nuevos puntos de interés y haciendo una gestión del turismo concertada más allá del municipio.

Recientemente, se dio a conocer el proyecto BCN SmartRural, un proyecto destinado a unir de nuevo el campo y la agricultura de la región con la ciudad de Barcelona. ¿Qué resultados está obteniendo esta iniciativa?

BCN Smart Rural es un proyecto que se desarrolla en el ámbito de la Barcelona no metropolitana, liderado por la Diputación de Barcelona, con quienes trabajamos muy alineados en proyectos tales como el “Barcelona es mucho más”. El convenio “Barcelona es mucho más” pretende promocionar la oferta turística de la ciudad y la de las comarcas de Barcelona, como un destino turístico integral, de alto valor añadido, trabajando el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona conjuntamente y desde una única plataforma, generando un destino turístico con más atractivos, contenidos y actividades para los visitantes. Esto es un cambio muy profundo, que supone un gran avance en la integración de estrategias de promoción y en la eficiencia y coherencia de los recursos que se destinaban. “Barcelona es mucho más”, incluye un conjunto de acciones para favorecer la desconcentración turística de la ciudad hacia las comarcas de su entorno.

¿Qué otras acciones se están llevando a cabo para convertir Barcelona en una smart city?

El Gobierno municipal ha presentado las líneas maestras del Plan Barcelona Ciudad Digital 2017-2020 para impulsar la soberanía tecnológica, favorecer una economía digital más plural y hacer posible un nuevo modelo de innovación urbana basado en la colaboración entre las empresas, las administraciones públicas, el mundo académico y de la investigación y la ciudadanía. El plan va dirigido tanto a la propia Administración —se invertirán 65 millones de euros para modernizar y mejorar la gestión de los servicios— como al tejido empresarial y asociativo y al vecindario.

El plan quiere superar el actual modelo de ciudad inteligente y aprovechar la tecnología para avanzar hacia una ciudad abierta, equitativa, circular y democrática. Por un lado, se quieren mejorar los servicios que ofrece el Ayuntamiento a la ciudadanía en temas esenciales como la vivienda, la salud, la energía o la movilidad, con la voluntad de garantizar la conectividad para todos y reducir la brecha digital, con medidas como ampliar la red wifi municipal. Por otra parte, se destinarán 10 millones de euros a impulsar la compra innovadora por parte del Ayuntamiento, se facilitará el acceso a las pymes y los pequeños emprendedores a fin de fortalecer el tejido económico e innovador y hacerlo más plural. Finalmente, se ampliará la oferta formativa para la ciudadanía para garantizar el acceso al mercado laboral.

Además de una ciudad “inteligente”, Barcelona se posiciona ya como una ciudad referente en sostenibilidad, gracias a acciones de núcleos turísticos destinados a proteger el medio ambiente y concienciar sobre el uso responsable de los recursos naturales. ¿De qué forma el Ayuntamiento de Barcelona promociona las actividades “verdes” en el sector del turismo?

Desde el Ayuntamiento de Barcelona, somos conscientes de la importancia de mantener un desarrollo turístico responsable en términos económicos, sociales, ambientales y culturales, por lo que hemos asumido los principios de la Carta Mundial de Turismo Sostenible.

La promoción turística de la ciudad se realiza desde el Consorcio Turismo de Barcelona, entidad de carácter público-privada que apuesta por promover el turismo sostenible en la ciudad creando el programa Barcelona Sustainable Tourism en 2012, abierto a la participación de empresas que trabajan por la sostenibilidad ambiental, cultural, social y económica. El programa pone al alcance establecimientos y servicios preparados para disfrutar de la ciudad de una manera sostenible. El BST aglutina alojamientos con sensibilidad ambiental y social, hoteles con certificaciones ambientales reconocidas, espacios y servicios especializados en la organización de eventos sostenibles, visitas a la ciudad y medios de transporte sostenible, etc.

Una forma de promover el turismo sostenible en la ciudad es tener una buena red de transporte público, con la cual tanto turistas como habitantes puedan moverse de un lado a otro de Barcelona sin contaminar más. De hecho hace relativamente poco se celebraba el congreso sobre movilidad en ciudades ¿Cómo valoraría usted la red de transporte público de la ciudad?

El Ayuntamiento de Barcelona quiere apostar firmemente por fomentar y conseguir una movilidad sostenible en la ciudad por los beneficios que conlleva para la salud de las personas, los desplazamientos a pie, en bicicleta, en transporte público o en vehículos eléctricos en comparación con la utilización de los vehículos propulsados con combustibles fósiles.

Barcelona es una ciudad referente en la movilidad eléctrica. Como smart city que es, ha impulsado un proceso para transformar el modelo de movilidad de la ciudad. El objetivo: minimizar el impacto ambiental y acústico, rebajar los índices de polución y mejorar la calidad de vida en la ciudad.

El fomento de una movilidad más sostenible en el ámbito del destino es vital, en el marco de la política de turismo responsable. Se trata de garantizar la accesibilidad del turista a un transporte público de calidad, así como el fomento de los medios de transporte sostenibles y de baja emisión.

Finalmente, terminamos la entrevista con nuestra pregunta habitual: ¿Qué es para usted la sostenibilidad? ¿De qué forma la sostenibilidad puede ayudar a mejorar el turismo de la ciudad de Barcelona?

Entendemos la sostenibilidad desde una perspectiva amplia, en sus vertientes económica, social, ambiental y cultural. La ciudad de Barcelona tiene el firme compromiso de promover un modelo turístico basado en el respeto, la preservación y la puesta en valor de los recursos que configuran nuestra ciudad. Nuestra política turística es el resultado de un proceso de reflexión entre todos los ámbitos implicados en la actividad turística, que apuestan por la adopción de modelos de desarrollo sostenible a favor del medio ambiente, la diversidad cultural y la responsabilidad social.