El Innside Zaragoza es el nuevo hotel emplazado en el antiguo Meliá Zaragoza. Situado en el centro histórico de la ciudad, el edificio tiene un gran valor arquitectónico y cultural. Esta reforma pretende modernizar y mejorar las instalaciones, abriendo su oferta tanto a viajes de negocios como de ocio. Adaptándose a las nuevas circunstancias de la ciudad, se ha planteado la transformación de parte del edificio en apartamentos de lujo. Todo ello siguiendo unos estrictos parámetros de sostenibilidad con la intención de conseguir una certificación energética A.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Soluciones Propuestas: Mejorar de la envolvente del edificio con aislamiento SATE en fachadas, poliestireno extruido en cubiertas y ventanas con rotura de puente térmico, aislamiento de tuberías de distribución (ACS y clima), producción de frío con enfriadoras de alta eficiencia, producción de ACS: recuperación de calor en enfriadoras y calderas de condensación. Grupos de presión con velocidad variable para distribución de agua y de clima, iuminación LED dimerizada, con detectores de presencia y de luz natural, instalación domótica en habitaciones para optimizar el consumo de energía, sistema de gestión centralizado (BMS): Estrategia de funcionamiento de las instalaciones para optimizar el consumo global de energía y regulación de caudal de agua y WCs de doble cisterna.

Al realizarse el rebranding de Meliá a Innside, se pretende combinar la oferta para viajeros de negocios y de ocio, con espacios coworking, zonas de bienestar y gimnasio. La nueva azotea cuenta con una piscina infinity, ofreciéndose música en vivo en la terraza con vistas a la ciudad.

Se ha estimado que en el edificio reformado el consumo energético para refrigeración y calefacción será un 40% (en la parte de viviendas) y un 3% (en la parte de hotel) menor que el edificio de referencia según el CTE.