El hotel Iberostar Playa de Palma, situado en la costa de Palma, en Mallorca, es un paraíso de relajación con unas preciosas vistas al mar Mediterráneo y a las exclusivas playas que circundan la costa.

Este hotel de cuatro estrellas es de estilo vanguardista y está equipado con los mejores servicios, como piscinas para toda la familia y zonas de relajación y solárium para disfrutar de las magníficas temperaturas de la isla. Además, el propio hotel organiza actividades para los más pequeños y ofrece clases de deportes acuáticos para todos los públicos, garantizando unas vacaciones divertidas en un rincón idílico de las Islas Baleares.

La sostenibilidad es, desde hace unos años, un tema importante para la dirección del hotel. Como lo especifica Laura Molano, Directora General Corporativa de Marketing, Comunicación y RSC, “Es necesario dedicar atención y esfuerzos a llevar a cabo nuestros proyectos de acuerdo a criterios sostenibles y hacerlos eje diferencial de nuestro país frente a otros destinos. Cada vez más el compromiso con la sostenibilidad, más allá del cumplimiento de la normativa, viene de la concienciación de los hoteleros por cuidar el medio, por los beneficios que supone en el medio y largo plazo así como por la existencia de huéspedes cada vez más exigentes y mejor informados que reclaman este compromiso.” Es por ello que Iberostar Playa de Palma fue uno de los ganadores de la categoría de proyectos de rehabilitación hotelera sostenible del concurso Rethink Hotel.

Como medidas sostenibles, el hotel implantará el uso de energías renovables, así como la facilitación de la entrada de luz natural para reducir los recursos energéticos usados. La luminaria se cambiará por luces LED, que tendrán sensores de movimiento. Se instalará una caldera de condensación, que permitirá reducir en un 25% el consumo de energía para la climatización de las estancias, así como una caldera de biomasa para generar energía propia. En cuanto al consumo de agua, se instalarán reductores de caudal en las cisternas y las griferías.

Para Iberostar Playa de Palma, el consumo responsable y el respeto por la naturaleza y el entorno son muy importantes. Una de las iniciativas que empezarán a implantarse es la del reciclaje de los residuos que genera el hotel, gracias a la recogida selectiva, o el aprovechamiento de agua de lluvia. En cuanto a los productos usados en el restaurante del hotel, se consumirán productos de KM.0 , certificando de esta manera la intención de crear sinergias entre los productores locales, el hotel y sus huéspedes.

Para motivar, concienciar y sensibilizar a sus clientes de la importancia de usar las instalaciones sin tener un impacto medioambiental superior, Iberostar Playa de Palma distribuye folletos y tarjetas informativos, a la par que instala paneles en los que se pueden ver los elementos sostenibles del hotel. La concienciación de los trabajadores es también importante, puesto que sin ellos la manutención del hotel de forma responsable sería imposible.