Los tres hoteles de la cadena presentaban, en su estado inicial, una fuerte dependencia de combustibles fósiles, como el gasóleo y el propano, y altos consumos. Éstos, a su vez, generaban cuantiosas emisiones de CO2 a la atmósfera, así como un notable gasto económico en combustible. El presumible aumento de precio de los combustibles fósiles empeoraba las predicciones de gasto a futuro en este aspecto.

Se planteó revertir esta situación, sustituyendo las antiguas calderas de gasóleo y propano por unas nuevas calderas de biomasa, con mayor eficiencia energética. Esto puso sobre la mesa varias necesidades de la operación, como son disponer de un volumen razonablemente grande para el almacenamiento en silo del nuevo combustible, un sistema automático de alimentación de combustible a la caldera para permitir un uso en continuo, la posibilidad de centralizar la producción en un equipo único, y asegurar un suministro de combustible desde productores externos.

Todas estas medidas se vieron asumibles, e incluso se aprovechó el cambio para mejorar varios aspectos. Uno fue el rendimiento de la generación de calor, que pasó del 87% de los antiguos equipos a uno del 92%. El otro fue poder ajustar la potencia de la nueva caldera a la demanda, ya que la antigua estaba sobredimensionada. Otro fue poder centralizar la producción de calor, que en uno de los hoteles estaba distribuida en cuatro calderas distintas, y se ha podido agrupar en una sola caldera, con el consiguiente ahorro en gestión y mantenimiento.

También está la posibilidad que el nuevo combustible del hotel da al sector agropecuario local para crecer, ya que los nuevos equipos pueden alimentarse con huesos de aceituna, un subproducto de la actividad económica de zonas cercanas como son Jaén o Granada.

No obstante, las calderas instaladas permiten también ser alimentadas con otro tipo de biocombustible, de modo que se amplían las opciones de suministro desde diversas fuentes. En uno de los hoteles (Playamarima), se sustituyen lámparas halógenas por otras de tecnología LED.

Playadulce-Playacanela-Playamarina