El hotel se sitúa en Puerto de la Cruz, en la isla de Tenerife. Se han invertido 45.600€ en la instalación de una planta depuradora de agua donde se depura y recicla el agua residual del hotel para riego de los jardines privados.

De este modo se evita el vertido a la red de alcantarillado público, excepto en caso de emergencia, provocan­do un ahorro de 8.536€/anuales de ca­non de vertido. El ahorro en el consumo de agua conseguido desde el 2008 al 2015 alcanza el 50%. En iluminación se invirtie­ron 100.000€ en la sustitución de lámparas halógenas de 50W por otras de potencia lumínica equivalente LED de solamente 7W. También se colocaron pantallas LED de bajo consumo en las habitaciones. El hotel fomen­ta la movilidad sostenible, y cuenta con un punto de recarga para vehículos eléctricos en el parking de clientes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

También se tienen en cuenta métodos pasivos de reducción de demanda como la instalación de dobles acristalamientos en todas las habitaciones. Se lleva a cabo un sistema de seguimiento de los consumos de energía y se han conse­guido ahorros globales del 22% en energía (34% en electricidad), representando esto un 9’4% menos de consumo por estancia.

El compromiso social del hotel se concreta con acciones como la de éste año 2016: la incorporación de profesionales con distintas discapacidades a la plantilla de trabajado­res, facilitando su inserción al mundo laboral. Se divulga también el respeto por la flora local con visitas guiadas a los jardines de la mano de un biólogo, y explicaciones sobre la colección de bonsáis del Hotel.

Se aplica una Política de compra sostenible, que da prioridad a los productos de producción lo­cal, y a los productos a granel con envases reutilizables. El hotel cuenta con certificacio­nes ISO 9001, 14001y EMAS III.