El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Situado a la orilla del Guadalquivir, y a pocos minutos de atracciones como Isla Mágica o la fantástica ciudad de Sevilla, el hotel Barceló Sevilla Renacimiento reabre sus puertas con una cara más fresca y renovada. A partir de una inversión de ocho millones de euros, se ha querido reconvertir al mítico hotel en un edificio respetuoso con el medio ambiente.

Para ello, los arquitectos encargados de la reforma del edificio han querido renovar todo el complejo turístico a través de pequeñas introducciones sostenibles. Basándose en la fuerza del sol, uno de los elementos que inspiraron la obra en su tiempo, se ha cambiado la decoración de las habitaciones para que acojan de una manera más abierta la luz natural, cambiando los textiles y los muebles. La entrada de más luz natural permite que las habitaciones no precisen de una calefacción superior, además de reducir el gasto en luminaria.

En cuanto a otros cambios sostenibles, encontramos el esfuerzo por cambiar toda la iluminación del hotel por iluminación LED. De esta forma, se consigue reducir de manera espectacular el consumo energético de las instalaciones. Para evitar fugas de calefacción, se han instalado puertas automáticas que consiguen crear un aislamiento térmico.

Otro punto a tener en cuenta en la renovación del hotel Barceló Sevilla Renacimiento es la instalación de medidas de reciclaje en todas las actividades ligadas al hotel. Ya sea en las habitaciones, en los residuos generados en los puntos de restauración o en los eventos de negocios, todos los elementos se tratan para poder tener una segunda vida. Además, muchos de los artículos usados en la decoración son biodegradables o ya reciclados. Estas medidas han dado paso al hotel a conseguir la certificación de gestión ambiental UNE-EN-ISO 140021:2004, que certifica al hotel como un edificio con preocupaciones medioambientales y una gestión de los residuos y del agua impecables.

El hotel, con ánimo de promocionar el entorno que le rodea, propone el alquiler de bicicletas a sus huéspedes, que pueden descubrir de manera sostenible los secretos de Sevilla. Pasear a las orillas del Guadalquivir o por las calles de la ciudad son uno de los valores añadidos de alojarse en el Barceló Sevilla Renacimiento.

Con 295 habitaciones, el hotel está diseñado para acoger a todo tipo de turistas: ya sean viajeros de negocios, familias con hijos o parejas con ansia de conocer los secretos mejor guardados del sur de España.