Google, además de ser el buscador más usado del planeta, es una fuente de negocio imparable. Y es que su última idea es crear un buscador de viajes, posicionando su estrategia de negocio un poco más allá.

Después de entrar en la industria de los smartphones, de los wearables como las Google Glasses o, recientemente, en el sector de la publicidad online, la empresa californiana decide dar un paso más en el sector del turismo.

pexels-photo-large

Basándose en las aplicaciones y buscadores de viajes ya existentes, y fusionando Google Flights con Hotel Search, herramientas que ya había creado anteriormente, Google propone un buscador de viajes baratos que se diferencia por su extensa comparación y organización de rutas. Existen muchos buscadores de vuelos, hoteles o transportes para viajar, pero Google ha sabido generar una respuesta a un nicho de mercado existente.

Destinos, el buscador de viajes de Google, no sólo compara precios de diferentes sitios web, sino que ofrece la posibilidad de encontrar rutas muy diferentes y alternativas a los viajes convencionales. Por ejemplo, si lo nuestro es descubrir iglesias abandonadas en el sur de Italia, Google nos recomendará los mejores sitios para llevar a cabo este tipo de turismo. La misma aplicación detectará cuál es la época en la que el viaje resultaría más barato, por lo que no debemos preocuparnos por pasar horas modificando las fechas de nuestro viaje.

Otras características de esta aplicación son las informaciones ligadas al tiempo en el lugar que queramos visitar, o la afluencia que reciba en las fechas destacadas. Destinos avisará al usuario de qué días va a llover o a hacer mal tiempo, para que considere cambiar las fechas del viaje, o le avisará de cuáles son las épocas en las que hay más turistas, para así evitar aglomeraciones.

Esto no es todo: una vez llegados al destino, Google prepara una guía de viaje con recomendaciones de otros viajeros, para poder llegar a lugares desconocidos por la multitud.

Con este servicio completo, Google se posiciona como una alternativa fuerte a los buscadores ya existentes de la red. Cuidado, Google llega pisando fuerte.