Existen cada vez más hoteles sostenibles en España, un claro símbolo de que las cosas están cambiando en el turismo español. Son cada vez más los alojamientos que consideran la sostenibilidad como un pilar muy importante de su filosofía, ofreciendo a los viajeros una manera diferente de descansar y conocer el entorno.

Aún así, los hoteles no son los únicos que se suben al carro de la sostenibilidad. Hay muchos otros tipos de alojamientos, como por ejemplo los campings, que ya contemplan medidas sostenibles para mejorar la relación que tienen con el medio ambiente. Un ejemplo de ello es el Camping Isla de Ons, un espacio totalmente autosuficiente.

Camping-Isla-de-Ons-80

De hecho, este camping es pionero en Galicia: es el primero de su categoría en ofrecer a sus huéspedes un alojamiento respetuoso con el entorno y abastecido con energías renovables. El camping se sitúa en una zona protegida por su alto contenido en reservas de aves marinas y flora autóctona, en Chán da Pólvora. Además, el camping se incluye en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas de Galicia, un espacio natural de gran interés medioambiental.

Para poder ofrecer todos los servicios necesarios a sus clientes, el camping Isla de Ons cuenta con múltiples paneles solares, que abastecen con energías renovables las tiendas e instalaciones. También se cuenta con dos pozos y un aljibe para reducir el consumo de agua y luces LED con detectores de movimiento para reducir el consumo energético.

El camping fue construido respetando las zonas de bosque, minimizando de esta forma la tala de árboles innecesaria. El camping se compone de zonas de acampada libre y de zonas de glamping, en las cuales se puede alquilar una tienda de lujo con todas las comodidades para grupos de hasta seis personas. Los precios oscilan entre los 6 y los 120 euros por noche, dependiendo del tipo de camping que se quiera realizar.

Camping-Isla-de-Ons-38

Gracias a su maravilloso entorno y a una riqueza culinaria gallega excepcional, no será fácil olvidar una estancia en este camping, que demuestra que todos los alojamientos pueden ser sostenibles. El camping es también accesible para personas discapacitadas y promueve una cultura sostenible a todos sus clientes.

Descubrir Galicia de otra forma ahora es posible, y si se hace rodeado de bosque y reservas animales, mucho mejor.