El proyecto de Swale New York nació como una obra de arte que pudiera ser disfrutada por todos. En sus inicios, un grupo de artistas de la ciudad decidieron crear un jardín flotante en el que se pudieran cultivar frutas y verduras de una manera sostenible y gratuita para toda la población.

Esta idea utópica, que suena más a performance que a realidad, ha conseguido abrirse camino entre los proyectos de bienestar público de la ciudad de Nueva York para confirmarse como una alternativa a la producción en masa de hortalizas y frutas. El jardín flotante está instalado encima de una plataforma de tres metros por un metro, y que surca por el mar y los ríos de la ciudad de Nueva York.

swale-new-york-1

La creadora de Swale, Claudia Joseph, creó en 2006 este magnífico proyecto, pensando que no vería la luz como un proyecto real por falta de financiación. Para los colaboradores de Swale, el jardín y huerto es una manera de mostrar que las ciudades pueden abastecerse de una manera sostenible y sin uso de pesticidas, además de un uso reducido en agua. Gracias a las aportaciones de fundaciones públicas y privadas, como por ejemplo el New York Foundation for the Arts, o bien asociaciones vecinales que buscan participar en este gran proyecto flotante, el proyecto ha podido seguir en marcha para convertirse  en una curiosa forma de reivindicar que otra forma de cultivar es posible.

Swale-Floating-Edible-Farm-Forest-Mary-Mattingly-Biome-Arts-NYC-2

Además de proporcionar comida a los colaboradores y a los vecinos de Nueva York, Swale NY es también una manera de mejorar la calidad ambiental de los ríos y del mar. Gracias a un meticuloso proceso, se consigue depurar el agua del río y desalinizar el agua de mar, reduciendo de esta manera el consumo de agua necesaria para el cuidado de las plantas y árboles.

En su totalidad, existen más de 70 especies cultivadas en la plataforma, entre ellas frutas, especies, hortalizas y árboles. Este bosque flotante es también una manera de depurar el aire contaminado de los entornos acuáticos.

El proyecto sigue recibiendo donaciones y colaboraciones, puesto que su objetivo es no parar de crecer para, algún día, llegar a ser un referente en cuanto a la permacultura de la ciudad, del país y puede que del mundo.

Para más información, www.swaleny.com