EIT Food (European Institute of Innovation & Technology)  consorcio europeo va a invertir cerca de 1.200 millones de euros para desarrollar los alimentos del futuro. Su objetivo es impulsar la transformación del sector alimentario centrándose en el consumidor y en la eficiencia de los recursos. Entre las 50 empresas y entidades que participan, seis son españolas.

La organización será la encargada de desarrollar las iniciativas basadas en innovación y educación.Con el fin de impulsar la construcción de cadenas sostenibles de  suministro de alimentos y donde el consumidor tendrá un protagonismo evidente.En los próximos siete años invertirán cerca de 1.200 millones de euros, a los que se sumarán otros 400 millones de euros financiados por el EIT.

El objetivo final es ofrecer una alimentación sana y saludable. Una de las empresas españolas que formarán parte del proyecto es Food4Future una cadena de suministros que aborda desde los recursos hasta el consumidor. El sector de bebidas y alimentación en España representa el 4º lugar a nivel europeo a nivel de producción, con un global de cerca 30.000 empresas registradas representando el 7,6% del PIB únicamente superado por el sector turístico. Representa además uno de los sectores que aportan más cantidad de puestos de trabajo y tiene un balance positivo de exportación por un valor de 430 millones de euros. El sector de la alimentación y bebidas tiene un gran impacto en la salud y calidad de vida de los ciudadanos pero también en el medio ambiente y en mercado económico.

Casi un 50% del alimento comestible en buen estado se desperdicia en hogares y supermercados  españoles y europeos a nivel anual. Datos que no incluyen las pérdidas relacionadas con la producción y el procesado.

Es por ello que desde EIT están integrando también a España en un proyecto que pretende cambiar la forma en que comemos y distribuimos nuestros alimentos.

 EIT Food trabajará para reconstruir un sistema de alimentación saludable y sostenible tanto para Europa como más allá de sus fronteras.

Investigación,educación y el espíritu empresarial serán la clave para el desarrollo del proyecto. Uno de los objetivos es reducir el desperdicio de alimentos actual en un 50% en los próximos 10 años.

 

Foto Home por Clark Young