Costa Rica es un paraíso tropical poblado por especies vegetales y animales exóticas. Sus playas paradisíacas han enamorado ya a muchos viajeros, que recomiendan el país como un destino imprescindible para los amantes de la naturaleza. El 5% de la biodiversidad mundial se encuentra en la isla, y más del 25% de su superficie está protegida por temas de calidad medioambiental.

Posicionándose como un destino sostenible, Costa Rica se había propuesto un objetivo difícil de conseguir pero no imposible: abastecer todas sus necesidades energéticas a base de energías renovables. Esta última semana, lo ha conseguido: Costa Rica se abastece ya al 100% con energías renovables.

cq5dam-web-1280-1280

Esta noticia, además de ser un gran logro en materia de gestión de consumo de energía, es también una noticia que tiene consecuencias mundiales. Los esfuerzos de muchos países por convertirse en sostenibles, como el ejemplo de Portugal, son una muestra de que otra manera de abastecer al mundo es posible.

liberia-960-x-420

Con esta iniciativa, Costa Rica se acerca más al ideal de turismo sostenible mundial, debatido en conferencias como la COP 21 o bien la Conferencia de Turismo Sostenible de Vitoria. Costa Rica ha implantado también la Certificación de Sostenibilidad Turística (CTS), con la cual más de 340 empresas ya han sido certificadas. Esta certificación cumple con los estándares de la COP 21.

Las energías utilizadas para abastecer el territorio costarricense son la hidráulica, la eólica, la solar y la geotérmica, aunque estas dos últimas aún están en fase de expansión. Costa Rica tiene una climatología privilegiada, además de muchos volcanes con los cuales se crea la energía geotérmica.

parque-eolico-valle-central-eolicas-santa-ana-costa-rica

Este es un paso más hacia la expansión del turismo sostenible mundial, pero aún queda un largo camino por recorrer en muchos lugares del mundo.