El próximo Catalonia Ronda ubicado en Málaga frente a la conocida Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Ronda,  es un edificio protegido en fase de rehabilitación con un alto grado de protección arquitectónica (bajo requisitos de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía), con vistas panorámicas donde se potencia la terraza, actualmente en desuso y empleada para instalaciones como zona abierta al público con un restaurante – bar terraza, piscina superior, solárium e hidromasaje. El hotel contará además con proveedores de productos ecológicos, comercio justo y cultivo. La reducción de envases en servicios como restaurantes y habitaciones será un complemento para la disminución de impacto medio ambiental, evitando así el abuso de plásticos nocivos para el medio ambiente.

La política del hotel en relación a sus proveedores se basará en los cánones de la propia cadena quien requiere que éstos estén homolgados bajo criterios medio ambientales. Asimismo, la movilidad, servicio imprescindible para los huéspedes que visitan la ciudad de Barcelona, incluirá un convenio con Cicloturismo permitiendo además el alquiler de bicicletas eléctricas. Entre las principales acciones que se han desarrollado para su implementación se incluye el elemento de conservación y promoción del entorno cultural, concretamente se prevé proponer a los visitantes actividades para conocer la Sierra de Ronda y Grazalema, dando la oportunidad al huésped de conocer la fauna y flora local así como el patrimonio cultural de la zona, lo cual permite una sinergia positiva entre la zona y el establecimiento al promover el destino y sus costumbres.

Debido a que el hotel carece de barreras arquitectónicas, permite el uso de todas las instalaciones sin excepción a personas de movilidad reducida y cumple así con las normativas de accesibilidad estatal (Db- SUA- 9) así como la autonómica.

El hotel está en vías de considerar la certificación Biosphere, Travel Life, Green Globe y The Green Key. Dentro de su propuesta de marketing verde se incluye también la campaña de reducción de consumo de agua y reutilización de toallas en las habitaciones mediante una cartelería especialmente diseñada para involucrar a los huéspedes y generar con ello conciencia global. Con la finalidad de buscar la colaboración de los clientes, también se prevé una campaña de mejor uso de las instalaciones como la climatización y la iluminación de las habitaciones.

El factor interno, el de los empleados, es también un relevante punto en la propuesta del hotel Catalonia Ronda. Las jornadas de formación, actividades de concienciación así como un exhaustivo manual de buenas prácticas, contribuyen a la mejora global, puesto que el uso del edificio es ya una herramienta de gran repercusión en la reducción de residuos y consumos.

Aunque la cadena tiene un manual de sostenibilidad que viene realizando desde hace más de dos años, parte de los procesos y estándares son sometidos a auditorías, por lo que el hotel será asimismo auditado con la motivación de que haya debido cumplimiento de las soluciones y acciones que tienen que ver con la mejora y disminución del impacto medio ambiental de su actividad.

En relación a la previsión de reducción de emisiones y consumo energético, por un lado el proyecto incluye aislamiento térmico en fachadas y cubiertas, ya que se trata de un edificio protegido de alto valor histórico y cultural y requiere de un tratamiento específico para el aumento del confort. Dicho aislamiento se realiza por el interior con lana de roca. Asimismo las ventanas mantienen el estilo arquitectónico original aunque son réplicas de madera de pino laminado con certificado FSC. Para la mejora de la ventilación se incluye unidades de tratamiento con recuperadores entálpicos. La climatización VRV con recuperación de calor, sistema de aerotermia como energía primaria para la producción de agua caliente sanitaria, elevadores con variadores de frecuencia, iluminación LED, aprovechamiento de aguas grises, son, entre otros, elementos que lo convertirán en uno de los más avanzados hoteles de la cadena en materia de sostenibilidad. Es por este motivo que el pasado 18 de enero del 2016 fue reconocido como uno de los TOP10 mejores proyectos de sostenibilidad y rehabilitación hotelera por ejecutar.