Remodelación de un antiguo convento convertido en que será probablemente uno de los mejores hoteles de Donosti – San Sebastián. En pleno centro pero alzado sobre una colina, tendrá las mejores vistas sobre la famosa playa de La Concha. El edificio conservará las fachadas norte, y paredes y tejado de la capilla de San Bartolomé.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Medidas para reducir la demanda energética: Cerramientos de fachada nuevas, fachadas ventiladas con aislamiento exterior lana de roca 60 mm y trasdosado interior con aislamiento lana de roca 40 mm.

Cerramiento de fachada existente: muro de piedra preexistente de 80 cm de espesor con trasdosado interior con aislamiento lana de roca 40 mm.

Ventanas de madera de pino laminado con vidrio aislante, transmitancia térmica <1.5 W/m2K y asilamiento acústico >50 dBA. En fachadas Sur, Este y Oeste con filtro solar.

Cubiertas invertidas con aislamiento de XPS de 60-80 mm de espesor.

Servicio movilidad ecológica: Aparcamiento de bicicletas,2 cargadores Tesla Destination Charger, 2 cargadores para vehículo eléctrico tipo 2 (Mennekes).

Acción para reciclar residuos: Separación de la fracción orgánica. Separación de envases, papel, cartón y vidrio.

Eliminación de plásticos de un solo uso: botellas PET, vasos y cubiertos de plástico, pajitas, amenitis…

Eficiencia en el uso del edificio: Sistema de control eficiente de la climatización.

Optimización de espacios: Recuperación de fachadas protegidas del antiguo convento de San Bartolomé en el cerro del mismo nombre. Se conserva la fachada Norte (la que da a la Concha) y las paredes de la antigua iglesia.

Energía Renovable: Placas fotovoltaicas para producción de electricidad VRV con recuperación de calor e instalación de aerotermia para producción de agua caliente sanitaria.

Certificación de Eficiencia Energética: B