La Casa Camper pretende trasladar a la hostelería el espíritu de Camper y promover una forma de relacionarse con el entorno más humana, respetuosa con el medio ambiente y sencilla. Camper refleja el carácter mediterráneo, el encuentro de culturas, la tensión entre modernidad y tradición, la austeridad y la creatividad.

Pioneros en ecología

”Camper y la Casa Camper han sido siempre pioneros en ecología”, comenta Pere Xambó (responsable del alojamiento). “La familia Fluixà, propietaria del hotel, siempre ha pretendido que los valores del abuelo Fluixà, Lorenzo, estuvieran muy presentes en todos sus negocios. El mismo nombre de la marca Camper así lo indica. Camper es sinónimo de campesino. Camper refleja el carácter mediterráneo, el encuentro de culturas, la tensión entre modernidad y tradición, la austeridad y la creatividad.

Camper está en el corazón del Raval, a medio camino entre las Ramblas y los centros de cultura contemporánea más modernos, como el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) y el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB). La Casa Camper quiere recoger la herencia histórica del Raval, su singularidad multicultural, y combinarlas con las nuevas tecnologías y las tendencias estéticas más actuales.

“Nacimos con estos valores y los hemos desarrollado y potenciado. No podríamos ser de otra manera. Hemos tomado las herramientas que teníamos a nuestra disposición y las estamos intentando mejorar”, explica Cristina Nogueira (formación de recepción). “La familia Fluixà se gastó el dinero en máquinas y espacios para mejorar la ecología del hotel.

“Los valores de la Casa Camper no se quedan en papel mojado”, dice Javier Díaz (responsable del presupuesto y coordinador de grupos). “Todos estamos involucrados y convivimos con estos valores de forma inconsciente. Los clientes también lo aprecian. No todos, pero sí algunos, sobre todo los clientes nórdicos. Preguntan por los temas ecológicos y les explicamos todo lo que hacemos, el pasillo de reciclaje, la máquina de tratamiento de aguas grises…”

Sostenibilidad del edificio

Al diseñar y construir la Casa Camper, se tuvo en cuenta el cuidado por el medio ambiente. La rehabilitación del hotel se hizo de forma que se preservara el valor histórico del edificio y que se conservaran algunos objetos tradicionales o de épocas pasadas. Estos objetos se muestran en la vitrina de la recepción.

Cuando se creó el hotel, también se construyeron espacios especiales para promover el reciclaje. Uno de los grandes orgullos del hotel es su pasillo de reciclaje, con cámaras frigoríficas aisladas para cada tipo de residuo. Este pasillo está unido a una sala con una máquina de reciclaje de aguas grises. El hotel cuenta, también, con una gran superficie del tejado cubierta por placas solares.

Iniciativas medioambientales

  • Reciclaje de los consumos relacionados con el restaurante, las habitaciones y la administración.
  • Reciclaje de las aguas grises.
  • Ahorro de agua y de energía.
  • Generación de energía más limpia, con un mayor uso de placas solares del que estipula la legislación.
  • Huerto ecológico urbano en el terrado.
  • Jardín vertical en el patio interior del hotel.
  • Máximo aprovechamiento de la luz natural en todas las habitaciones
  • Promoción del consumo responsable.
  • Promoción del uso de bicicletas, de los paseos a pie o del transporte público para la reducción de la contaminación en la ciudad.
  • Reciclaje de los libros de los huéspedes en una pequeña biblioteca del hotel.

Concienciación medioambiental de los empleados

La felicidad de los empleados es uno de los principales objetivos de la Casa Camper . “La concienciación medioambiental de todos los empleados se consigue mediante dos herramientas principales muy importantes”, comenta Pere Xambó (responsable del alojamiento).

“Por una parte, se promueve e inspira desde la propiedad del hotel. La familia Fluixà, propietarios de la Casa Camper, establecieron las bases para que se pudiera llevar a cabo el reciclaje, y siempre estudian con mucho detalle los proyectos de mejora que les proponemos desde el hotel. Por otra parte, la formación diaria en temas medioambientales nos permite ser más conscientes de la importancia del tema y de las posibilidades de mejora.”

“En Camper, disponemos de la herramienta denominada ‘Camper 10′. Es una herramienta que diariamente recoge la planificación del día, pero también el tema central del día. Algunos días, tocan aspectos relacionados con la calidad del servicio y, otros, temas medioambientales.”

“Los proyectos de mejora provienen de los propios empleados –explica Susana Marín (formación de recepción). En los departamentos, se hacen tormentas de ideas (brainstorming), que después se convierten en proyectos de mejora. Los empleados son los que más pueden ver dónde están las oportunidades de mejora y cómo hacer que su trabajo esté más bien hecho y tenga más sentido.”

Sensibilización de los clientes

La diferencia de la Casa Camper se hace patente desde la recepción, donde toda la decoración incita a conocer a pie o en bicicleta el barrio del Raval y su historia. Desde las habitaciones, en las que hay colgadas unas hamacas brasileñas para hacer la siesta, hasta la cocina-comedor, donde se explica a los huéspedes cómo pueden reciclar las sobras del desayuno.

Puesta en valor de la comunidad local

  • Fomento del comercio de barrio y del comercio tradicional, con la compra de algunos consumos básicos diarios en tiendas del barrio.
  • Recomendación a los huéspedes de las tiendas y los restaurantes tradicionales del barrio.
  • Una jornada de puertas abiertas del hotel para la gente del barrio.
  • Donación de ropa a la ONG del barrio.
  • Visitas al hotel de estudiantes de diseño y ecología.

Proveedores locales

Cristina Font (chef de la Casa Camper) explica que “el pan y algunos de los pasteles son de la pastelería del lado. También me gusta ir a la Boqueria a comprar los productos frescos y las flores. Antes, casi todo lo del restaurante lo compraba en las tiendas del barrio; ahora, sin embargo, tenemos un distribuidor oficial que nos resulta más económico, pero que también nos trae productos locales. Nos gustaría tener más productos ecológicos, pero tenemos que mirar el presupuesto. Los introducimos poco a poco; creo que es una cuestión de tiempo.”

Puesta en valor del patrimonio histórico y cultural de la ciudad

Rehabilitación del edificio que ocupa el hotel, conservando íntegramente su fachada.

Fuente: Guías sectoriales de RSE para la pequeña y mediana empresa (El sector de la hostelería) de David Murillo e Itzíar Castelló, Investigadores del Instituto de Innovación Social de ESADE.