1199971

Nace el Basque Culinary Wold Prize, un premio dedicado a reconocer la labor de expertos chefs que no han dejado de trabajar duro para crear nuevas maneras de interpretar la cocina, tanto dentro como fuera del restaurante.

Cada año, este premio se entregará a un profesional de la cocina con visión de futuro y con aptitudes para transformar la sociedad a través del paladar o de proyectos relacionados con la cultura o la responsabilidad social, así como de desarrollo sostenible y económico. Como bien explica Joxe Mari Aizega,  director general del Basque Culinary Center, “estamos convencidos de que la gastronomía puede tener una incidencia especial en la sociedad cuando los chefs asumen la responsabilidad que conlleva tener una voz pública. Queremos, con esto, compartir con el mundo ejemplos concretos del trabajo extraordinario que vienen haciendo chefs en todas partes, sean conocidos públicamente o no, o si es a pequeña o a gran escala”.

El premio, avalado por el Basque Culinary Center (BCC), institución académica líder en el mundo dedicado a la educación, innovación e investigación gastronómica y respaldado por el Gobierno Vasco, se enmarca en la Estrategia Euskadi-Basque Country, una marca de país apoyada por todas las instituciones vascas para promover a Euskadi. Esta promoción turística del territorio vasco quiere mostrar al mundo los valores, la cultura, la igualdad y la tradición de Euskadi.

En su primera edición, el Basque Culinary World Prize será otorgado por un jurado conformado por los miembros del Consejo Internacional del BCC, presidido por el chef Joan Roca (España). Incluye a Gastón Acurio (Perú), Ferran Adrià (España), Alex Atala (Brasil), Dan Barber (EEUU), Heston Blumenthal(Inglaterra), Massimo Bottura (Italia), Michael Bras (Francia), Yukio Hattori (Japón), Enrique Olvera(México) y René Redzepi (Dinamarca).

Entre otros, los invitados especiales a este premio son expertos internaciones de renombre en el mundo culinario, pero de diferentes disciplinas, como Laura Esquivel, escritora mexicana del libro Como Agua para Chocolate, Massimo Montanari, gastrónomo y gran historiador culinario, el escritor Harold McGee, y Hilal Elver, relatora especial en Derecho a la Alimentación en el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

En cuanto al premio, los candidatos deberán ser elegidos por otro profesional activo del sector, antes del 30 de abril de 2016. Los ganadores serán escogidos el día 10 de julio de 2016 y los resultados se anunciarán al día siguiente. El premio en metálico es de 100.000 euros, que deberá ser abonado a una causa de la elección del ganador o ganadora que refleje el poder transformador de la cocina.

El objetivo principal de este premio es poder dar reconocimiento a expertos del sector culinario, que no necesariamente son conocidos públicamente, pero que hacen una labor extraordinaria en el territorio de la cocina y la sociedad. No importa la nacionalidad ni la cultura culinaria de los participantes, puesto que el premio está abierto a todo chef con una visión diferente en el mundo de la cocina.