_dsc1381El próximo 2017 se celebra la sexta edición del InterEcoForum, un foro íntegramente dedicado al desarrollo del turismo sostenible, a su promoción y al debate de las nuevas infraestructuras dedicadas a éste. Como cada año, el foro se celebra en Marbella los días 23 y 24 de marzo del 2017, y es organizado por la Asociación de Rusia de las Naciones Unidas y la universidad MGIMO.

Este foro reúne a profesionales de todo el mundo para debatir sobre el turismo sostenible y el futuro de éste. En los últimos años, se ha visto un incremento en la importancia del turismo sostenible entre los viajeros y entre los profesionales del sector.

Hablamos con Anna Solod, Directora del InterEcoForum, sobre la sostenibilidad turística desde un amplio espectro.

El turismo es uno de los sectores que más evoluciona a lo largo del tiempo: nuevas modalidades, nuevas corrientes y zonas del mundo que se abren para recibir a viajeros. ¿De qué forma cree usted que ha cambiado el turismo en los últimos veinte años?

Ha cambiado radicalmente en sus fórmulas de contratación gracias a las Nuevas Tecnologías o lo que ya se conoce como ‘Economía Digital’. Con un simple teléfono móvil hoy se compran billetes de avión, se reservan habitaciones hoteleras o se alquilan apartamentos, un ticket de un museo o un concierto o un servicio de spa… A través de la Red se realizan prescripciones de establecimientos, se crea y/o comunica una reputación digital que antiguamente bien nos podía llegar a través de una literatura de viajeros románticos o, más recientemente, a través de medios de comunicación, ya fueran generalistas o especializados.

En definitiva, creo que el impacto de lo Digital ha sido lo más relevante en estas dos últimas décadas.

Además de recibir a cada vez más visitantes, el turismo es también tema de debate a causa de los efectos negativos que tiene éste en el planeta. Turismo masivo, contaminación o falta de recursos naturales son algunas de las consecuencias de éste. ¿De qué forma cree usted que estos efectos negativos pueden reducirse?

Hay que saber diagnosticar los efectos que tiene el Turismo antes de que estos se produzcan y repensar cómo preservar los espacios, las culturas y sus sociedades. Obviamente no todos los efectos del Turismo son negativos; pero sí hay que valorar, por ejemplo, aquellos que producen impactos medioambientales para evitar cambios que puedan significar una transformación irreversible del entorno o la ruptura de equilibrios biológicos de una zona.

En lo sociocultural, que también forma parte de lo sostenible en el ámbito del Turismo, deberíamos que cuidar que no se produzca la desculturalización del lugar de destino, que ya ha tenido casos donde ha provocado la desaparición la cultura más débil de la comunidad receptora.

El InterEcoForum es un espacio donde conversar sobre turismo sostenible, una modalidad de turismo que no afecta al planeta y que permite mejoras sociales en los lugares visitados. ¿Cómo cree usted que el turismo sostenible está llegando a España? ¿De qué forma valora usted su impacto en el territorio español?

Creo que en España ya existe cierta Cultura de la Sostenibilidad en la conciencia colectiva, aunque aún no se desarrollen del todo políticas, iniciativas económicas o sociales que estén especialmente determinadas por este parámetro fundamental para nuestro futuro.

Dicho esto, no cabe duda que cada vez más se tiende a preservar espacios naturales y a entender que lo que destruyamos será difícilmente recuperable. Solo hay que ver iniciativas concretas como el Caminito del Rey, que ha llevado a cabo la Diputación en Málaga recuperando la pasarela peatonal del desfiladero de los Gaitanes, para entender que la Naturaleza se puede poner en valor y puede ser un elemento dinamizador del Turismo de Interior.

Todavía no es posible evaluar el impacto de muchas iniciativas que se llevan a cabo de forma local o regional, pero no cabe duda que comunidades autónomas como Asturias, Galicia, País Vasco o Cataluña están haciendo claros esfuerzos por esa apuesta de Sostenibilidad.

La renovación de la planta hotelera en todo el territorio español es ya una necesidad que debe llevarse a cabo lo más rápido posible. Una mayoría de hoteles están obsoletos, siendo esto un riesgo tanto para los huéspedes como para el entorno. ¿De qué forma cree usted que el Gobierno de España debería ayudar a renovar el sector hotelero español para convertirlo en sostenible?

No cabe duda que hay que llevar a cabo esa indispensable renovación. Y no creo que afecte solo a España, por lo que habría que plantearse si esta cuestión debiera trascender incluso a los ámbitos de decisión de la Unión Europea. No hace falta recordar que el Turismo es ya casi el 20% del PIB de la economía española, por lo que la cuestión es bien sencilla: ¿Aportan las administraciones una cantidad suficiente —o similar a la que reciben— para que ese motor económico que supone el sector no se pare? Cuanto antes la Administración responda a esta pregunta, antes habrá un compromiso efectivo en sus Presupuestos.

Pero, ojo: No todo está en la renovación de las infraestructuras hoteleras. También hay que crear valor en los destinos, saber enriquecerlos —como ha sabido hacerlo, por ejemplo, la ciudad de Málaga—, saber apostar por los nichos de mercado que mejor se ajustan a la idiosincrasia propia.

El turismo sostenible es un sector que tiene muchas vertientes, desde el turismo rural hasta el turismo de wellness. ¿Cómo cree usted que debería realizarse una promoción efectiva del turismo sostenible y de todas sus modalidades?

Sin duda. Si no hay promoción, no hay destino. Como vulgarmente se dice: Lo que no se cuenta, no existe. España es un receptor más que conocido en el mundo que ha aumentado espectacularmente la cifra de visitantes este año por los conflictos que han sacudido otros destinos. Pero no cabe duda que hay que profundizar en ese conocimiento que ha ido del ‘Spain Is Different’ de sol y playa de los años 60 hasta el ‘I Need Spain’ de espacios naturales, paisajes y gastronomía o el ‘amigo’ español de la diversidad cultural y emocional.

Ya existe, como decía antes, una cierto grado de sensibilidad y concienciación al respecto de la Sostenibilidad. Pero qué duda cabe que hay que saber explotarlo además en esa promoción que sirva para ponerlo en valor como atractivo tanto para los visitantes como para la propia sociedad.

Creo que la promoción debe ahondar hoy más en los diferentes segmentos. Hay una gran marca, que es España, reconocida y reconocible; pero hay que saber explicarla con todos sus matices enriquecedores en lo Turístico.

La tendencia de los viajeros por optar por un turismo responsable y sostenible es cada vez más alta: los viajeros prefieren pagar más para disfrutar de unas vacaciones que no dañen el entorno. ¿De qué forma cree usted que esto puede ser beneficioso para el sector del turismo?

La concienciación con la Sostenibilidad forma parte ya, en buena medida, del imaginario del mundo desarrollado. No creo que aún sea el único o principal parámetro a la hora de elegir destino, pero sí creo que cada vez cuenta más. Y qué duda cabe que ese “cada vez cuenta más” ha ayudado crear una sensibilidad simétrica o recíproca en los mercados receptivos como el español.

El beneficio no es solo para el sector del Turismo, sino para toda la sociedad. Pero ni siquiera sólo para su presente, sino para su futuro también, que es de lo que se trata. Estamos aprendiendo a crear desarrollos sin hipotecar lo venidero ni a las generaciones que heredarán nuestro planeta.

La Asociación de Rusia de las Naciones Unidas es una de las principales organizadoras de este evento. Gracias a esta delegación de las Naciones Unidas en Rusia, el foro sobre Turismo Sostenible se lleva a cabo en Marbella en Marzo ¿Cuáles son los objetivos de la Asociación de Rusia de las Naciones Unidas para organizar este foro? ¿Por qué se ha escogido Marbella?

El papel de la Asociación en el Foro ha sido determinante desde el primer certamen. En especial el apoyo de Alexei Borisov, que nos ha acompañado siempre y nos ha ayudado a desarrollar lo que hoy en día es InterEcoForum. La Asociación Rusia Naciones Unidas tiene un compromiso claro con la Sostenibilidad como lo tiene la UNESCO y en Alexei Borisov confluyen ambas instituciones como máximo representante de la Asociación y de la cátedra UNESCO del MGIMO (Instituto Estatal de Moscú de Relaciones Internacionales).

Marbella ha sido nuestra localidad de nacimiento y seguiremos aquí mientras encontremos el entorno adecuado para el mejor desarrollo del Foro. No obstante Marbella es además una marca turística de talla mundial.

Finalmente, terminamos la entrevista con nuestra pregunta estrella: ¿Qué es para usted la sostenibilidad?

Creo que la Sostenibilidad es saber entender el desarrollo del Presente sin comprometer el Futuro. Esa forma de entender o, mejor aún, de ganar nuestro Futuro, está estrechamente ligada con ciertos valores y principios éticos que han de ser desarrollados en lo Ambiental, lo Económico, lo Político y también en lo Social. Una fórmula de equilibrios entre educación, consumo, producción, oportunidades y servicios que provean a las personas que habitamos el planeta de la armonía necesaria para nuestras vidas, sin dejar de pensar en las generaciones venideras.